AFTEROFFICE
buena vidA

Descubre un verdadero paraíso vitivinícola

La tierra fértil de las montañas de Guanajuato es cuna de una gran variedad de vinos. Conoce un lugar extraordinario: un viñedo de casi nueve hectáreas, que cae como cascada en la montaña del Cubilete.
Perla Oropeza
11 agosto 2015 21:41 Última actualización 12 agosto 2015 5:0
El viñedo forma parte de un complejo turístico que incluye el hotel boutique Ex Hacienda Jesús María con 15 habitaciones. (Cortesía)

El viñedo forma parte de un complejo turístico que incluye el hotel boutique Ex Hacienda Jesús María con 15 habitaciones. (Cortesía)

GUANAJUATO, Gto.- Hace siete años sólo había ruinas de una ex hacienda minera. Hoy se cultiva ahí un viñedo de casi nueve hectáreas, que cae como cascada en la montaña del Cubilete.

Es, dicen, el de mayor altitud de México: dos mil 400 metros sobre el nivel del mar. Su nombre: Caminos D’vinos, no parece más acertado, debido a su cercanía con el famoso Cristo de la Montaña.

Aunque es el primero ubicado en la capital de Guanajuato, no es el único en el estado. En las faldas de la Sierra de Santa Rosa, entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, diversas marcas vitivinícolas se han asentado y ya producen vinos de distintas variedades. Entre ellas, las más famosas son quizá Cuna de Tierra y Toyán, pero también está la Santísima Trinidad, San Miguel, Dos Búhos y Bernat.

1
Destino

En las faldas de la Sierra de Santa Rosa, entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, diversas marcas vitivinícolas se han asentado y ya producen vinos de distintas variedades.

Cascada

En Caminos D’Vinos se cultivan diversas variedades de uvas: merlot, malbec, shiraz, tempranillo, cabernet sauvignon y pinot noir, para tinto, y chardonay y semillón para blanco.

El viñedo forma parte de un complejo turístico que incluye el hotel boutique Ex Hacienda Jesús María con 15 habitaciones, y Díada, un desarrollo inmobiliario ecológico; todo ello impulsado por Grupo Lintel, una empresa nacida en Ciudad Juárez, pero que ha participado de lleno en el desarrollo de parques y naves industriales en el Bajío.

Los pobladores de la comunidad Sangre de Cristo, una de las más pobres de la zona y que hasta hace poco tenían como única oportunidad de vida la migración a Estados Unidos, han sido incorporados a todo el proyecto, que ahora es para ellos fuente de ingresos.

El hotel, además de servicios como spa y alberca, cuenta con una cava vinícola, biblioteca, salón de eventos, restaurante, terrazas y jardines, todo con un concepto de armonía con la naturaleza. En sus espacios se pueden llevar a cabo desde pequeños eventos hasta bodas para 500 invitados.

La actual construcción revive el esplendor de la hacienda del siglo XVIII y los visitantes pueden caminar por el túnel de la mina que durante siglos produjo oro y plata.

Para quien quiera tener de forma permanente un lugar en este espacio, se creó el desarrollo inmobiliario Díada. Está conformado por terrenos de 60 a 148 metros, en los que se instalan casas prefabricadas con madera y acero. Los precios van de un millón 200 mil a dos millones 610 mil pesos.

En este desarrollo de 250 hectáreas, sólo el 20 por ciento es zona vendible y no más de 5 por ciento será de construcciones. El objetivo es tener el menor impacto en la naturaleza.

1
Caminos D’Vinos

En Caminos D’Vinos se cultivan diversas variedades de uvas: merlot, malbec, shiraz, tempranillo, cabernet sauvignon y pinot noir, para tinto, y chardonay y semillón para blanco.

Vinos