AFTEROFFICE
buena vida

Descanso a otro nivel

Para acceder y dejarse consentir en este resort en el Caribe –junto a Bill Gates y Tom Cruise, entre otros- necesitas más que tener mucho dinero.
Bloomberg
13 noviembre 2016 22:4 Última actualización 14 noviembre 2016 5:0
El resort más ambicioso que haya habido en el Caribe. (Bloomberg)

El resort más ambicioso que haya habido en el Caribe. (Bloomberg)

Antes de que existiera el Pink Sands Club, estaba el Raffles -el mejor lugar donde uno podía hospedarse en Canouan, una pequeña isla en San Vicente y las Granadinas-, donde “los multimillonarios van a descansar de los millonarios”. Por lo menos, así es como Patrice Van Isacker, director de ventas y marketing del complejo, lo describe.

El Raffles era un modelo de lujo: su página de TripAdvisor contiene algunas de las más deslumbrantes reseñas escritas. Sin embargo, el banquero italiano que se ha dedicado a desarrollar Canouan como destino de lujo desde la década de 1990 pensó diferente y apostó a que podría alcanzar un estándar aún más alto.

Ahora existe, sin duda alguna, el resort más ambicioso que haya habido en el Caribe. Costó 126 millones de dólares y tres años construir la propiedad, la cual consta de solo 26 suites y seis villas. Con precios que van desde 2 mil 300 dólares en temporada alta por habitación sencilla, bien podría ser este el resort más caro en el Caribe.

1
  

  

Canouan

PARAÍSO VIRGEN
Once multimillonarios poseen tierras en Canouan, señala Van Isacker, al borde de Mustique y otros lugares cercanos. Dado que esta isla mide solamente 7.7 kilómetros cuadrados, tiene prácticamente garantizado que estará codo a codo con los visitantes VIP: piense en Bill Gates, Ton Cruise, Bill O´Reilly y Derek Jeter.

TRANSFERENCIAS EN JET PRIVADO
La experiencia comienza desde que pone un pie en el hotel o echa un vistazo al hermoso patio conocido como el “hotel crescent”. Vuele a través de Barbados, Santa Lucía o Granada, y siempre y cuando reserve una estadía de cuatro noches, y la disponibilidad se lo permita, recibirá un ascenso y será transferido vía jet privado a Canounan. El resort tiene, no uno, sino dos aviones de ese tipo. Desde Barbados es un viaje de sólo 25 minutos; deseará que fuera más largo.

DISEÑO PERSONALIZADO
Falta nada más echar un vistazo a una de las 14 residencias, con su cama de dosel y su telescopio dorado para observar por la noche las estrellas desde la terraza. Las casas, las villas y las habitaciones, todas, tienen diferentes estilos, por lo que usted puede elegir la que más se acerque a su gusto.

1
  

   

Canouan

VILLAS DE OTRO NIVEL
En Il Sogno, una de las seis villas anexas al hotel, se percibe un diseño más audaz e individual que en las otras residencias. Ahí, usted podrá encontrar pinturas de David Bromley y Richard Diekenborn a un lado de una de las puertas que da hacia el patio con vistas al océano.

HABITACIONES DE 1 MDD
Por lo menos, esa es la mejor suposición del gerente general David Nuenemann cuando se le pregunta el desglose del presupuesto. Nuenemann afirma que se utilizaron 130 mil horas en el proceso de diseño e investigación para el resort, para el cual se necesitaron más de 2 mil dibujos.

CATORCE RESIDENCIAS
Para su privacidad, cada una de las 14 residencias del complejo están distribuidas alrededor de la finca de 4.8 kilómetros. El rango va desde casas de dos dormitorios por mil 250 dólares la noche, hasta una extensa propiedad de nueve habitaciones por 20 mil dólares la noche. Y claro, cada una de estas tiene piscina privada.

1
  

  

Canouan

LUJO EN EL BAR DE LA PISCINA
La propiedad gastó 2 millones de dólares solamente en porcelana Bernardaud para sus cinco restaurantes, los cuales van desde el bar de la piscina hasta una lujosa parrilla llamada Juliet. Encontrará de todo, desde filete chateaubriand hasta pollo jamaiquino en los diferentes menús, junto a la más larga lista de vinos italianos del Caribe (con más de 400 etiquetas). Disfrute todo esto con platería Ercuis, la cual normalmente se vende al menudeo por 130 dólares el juego. Es frecuente escuchar que digan “no hemos escatimado en gastos”, pero en este lugar, la gerencia lo dice en serio.

MÁS QUE PLAYA
Aparte de las tres canchas de tenis dentro del complejo, Pink Sands también posee un campo de golf de 18 hoyos con vista al mar diseñado por Tom Fazio. Si prefiere los deportes acuáticos, puede usar uno de los botes del hotel -cuenta con catamaranes, lanchas de motor y un yate- para cruzar a Mustique o los Cayos de Tobago, donde usted puede nadar con tortugas marinas y esnorquelear en uno de los arrecifes de coral más grandes del Caribe.

SUITES DE ALTA TECNOLOGÍA
Encontrará sábanas extra suaves de Rivolta Carmignani (sí, en la paleta de colores con el nombre del resort) y dispositivos de alta tecnología en cada una de las suites, como televisiones dentro de los espejos y tablets para controlar casi todos los objetos en su habitación.

1
  

   

Canouan

MUCHOS MIMOS
Podría sentirse tentado de pasar una buena parte de la tarde en la bañera. Pero el mejor lugar para dejarse consentir es el spa, el cual consta de dos búngalos sobre el agua con pisos de cristal.
Y la lista sigue… Todas las habitaciones tienen pisos de mármol italiano. Y Nuenemann dice, quizás en broma, que ni una de las sillas cuesta menos de 5 mil dólares.

Lo que sí es seguro es que Canouan atraerá a una multitud adinerada. Y la apertura de una marina de 88 puertos en la isla para el próximo año no hará otra cosa que atraer a quienes buscan lujo.