AFTEROFFICE
buena vida

Desayuna en las alturas del Everest con champaña

Ascenderás al Monte Everest en helicóptero, donde además de las espectaculares vistas podrás disfrutar de un menú completo, con todo y champaña.
Bloomberg
05 abril 2017 21:22 Última actualización 06 abril 2017 5:0
(Bloomberg)

(Bloomberg)

En diciembre, los chefs de Noma y Ledbury, de Londres, construyeron el restaurante temporal más alto del mundo en el Campamento Base del Monte Everest en Nepal.

Parecía una oportunidad única en la vida y en muchos aspectos lo era. Pero, de hecho, puedes aterrizar en el Everest para desayunar casi cualquier día del año, si te interesa la excursión. Todo lo que tienes que hacer es conocer a las personas adecuadas.

Catherine Heald, de Remote Lands, planea viajes rápidos al Everest para sus huéspedes desde diciembre. Ascienden en helicóptero desde Katmandú hasta el Campamento Base Sur, donde exploran los alrededores en una visita de 15 minutos. Eso es todo lo que un viajero no aclimatado por lo general puede soportar a casi 5 mil 500 metros de altura.

1
  

  

(Bloomberg)

Entonces regresas al helicóptero para volar hasta el pico adyacente de Kongde Ri, donde Yeti Mountain Home, el hotel de lujo más alto del mundo, ubicado a 3 mil 960 metros de altura, arma mesas para un picnic privado con champaña y el Everest a la vista. Nicola Shepherd, de Explorations Co., también coordina viajes matutinos a Yeti, sin la parada en el Campamento Base; eso es correr un riesgo de avalanchas que preferiría no asumir, comparte.

Ambas empresas de turismo trabajan con el mismo especialista en montañismo para dirigir la aventura: Tashi Tenzing Sher, el nieto del sherpa Tenzing Norgay, quien con Edmund Hillary dio los primeros pasos sobre el Everest en 1953.

“Él mismo ha subido a la cumbre del Everest un par de veces”, afirma Shepherd, “así que, mientras estás volando por allí, te da explicaciones de primera mano de todo lo que implica. Realmente le da vida al relato”.

1
  

  

(Bloomberg)

LA LOGÍSTICA
Tanto Shepherd como Heald tienden a reservar desayunos en el Everest como parte de paquetes más grandes, como 10 días de caminatas a través de Nepal, la mayoría de las veces, pero la experiencia se puede reservar a la carta. Heald cobra 10 mil dólares por grupos de hasta tres; Shepherd cobra 7 mil 163 dólares por dos. Los viajes completos de 10 días cuestan alrededor de 25 mil dólares (todo es económico en Nepal excepto los vuelos en helicóptero).

Dos cosas son clave. La primera es su salud: aunque no pasará mucho tiempo a gran altura, las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares pueden verse afectadas por la gran altitud. En cuanto al hotel, lo mejor para empezar es Katmandú, donde un helicóptero AS350 lo recogerá temprano en la mañana –a las 6:30 horas, dependiendo de los patrones meteorológicos previstos--. Desde allí, se tarda 45 minutos en volar alrededor del Everest y aterrizar en Kongde Ri, sin contar la parada opcional en el Campamento Base Sur.

El desayuno en sí es una comida privada de mantel blanco consistente en huevos con tocino y salchichas, croissants y mermelada de frutas nepalesas, además de champaña Moët & Chandon, todo servido por un talentoso equipo de sherpas. Pero usted no estará allí por la comida, sino por unas vistas que nunca olvidará.