AFTEROFFICE
culturas

Derek Walcott, poeta ganador del Nobel,
muere a los 87 años 

El poeta Derek Walcott, quien ganó el Premio Nobel de Literatura en 1992, murió este viernes en su casa de la isla Santa Lucía a los 87 años, informó Jeff Seroy, portavoz de Farrar, Strauss and Girouxun, su editorial.
Agencias
17 marzo 2017 10:47 Última actualización 17 marzo 2017 11:3
Derek Walcott, poeta ganador del Nobel,  muere a los 87 años

"En él, la cultura antillana ha encontrado a su gran poeta", dijo la Academia Sueca. (AP)

CASTRIES, Santa Lucía.- Derek Walcott, un poeta laureado con el Premio Nobel por capturar la esencia de su Caribe natal y el escritor más reconocido de la región internacionalmente, falleció a los 87 años.

Walcott murió poco después de las cinco de la mañana de este viernes en su casa en la isla de Santa Lucía, dijo su hijo Peter. Su compañera, Sigrid Nama, se encontraba con él al momento de la muerte; la familia planeaba emitir un comunicado más tarde.

No se divulgó de inmediato la causa de su muerte pero Jeff Seroy, portavoz de su editorial, informó que el poeta estaba enfermo desde hacía ya un tiempo y recientemente había regresado del hospital.

El prolífico y versátil poeta recibió el Nobel de Literatura en 1992 tras haber figurado en la lista de finalistas por muchos años. Al seleccionarlo, la Academia Sueca, que otorga el reconocimiento, citó "la gran luminosidad" de sus escritos incluyendo Omeros de 1990, una épica caribeña de 64 capítulos que elogió como "majestuosa".


"En él, la cultura antillana ha encontrado a su gran poeta", dijo la academia al otorgarle el premio de 1.2 millones de dólares.

Walcott, de ascendencia africana, holandesa e inglesa, dijo que sus escritos reflejaban la "muy rica y complicada experiencia" de la vida en el Caribe. Su obra, deslumbrante y pictoricista, le mereció su reputación como uno de los más grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX.

Con pasiones que incluyeron desde pintar con acuarela hasta dar clases de teatro, el trabajo de Walcott fue ampliamente elogiado por su uso profundo y audaz de la metáfora, y por su mezcla de sensualidad y destreza técnica. Comparaba sus sentimientos por la poesía con un pasatiempo religioso.

El poeta soviético exiliado Joseph Brodsky, quien ganó el Nobel de Literatura en 1987, se quejó una vez de que algunos críticos relegaban a Walcott a un estatus regional debido a "una poca disposición (...) para reconocer que el gran poeta de la lengua inglesa es un hombre negro".

El propio Walcott celebraba con orgullo su papel como un escritor caribeño.

"Soy primeramente, absolutamente, un escritor caribeño", dijo una vez en una entrevista en 1985 publicada en The Paris Review. "La lengua inglesa no es propiedad especial de nadie. Es propiedad de la imaginación: es propiedad del lenguaje mismo. Nunca me he sentido inhibido para tratar de escribir tan bien como los más grandes poetas ingleses".

Walcott nació en Castries, la capital de Santa Lucía, el 23 de enero de 1930. Su madre era maestra de escuela metodista y su padre un funcionario público y aspirante a artista que murió cuando Walcott y su hermano mellizo, Roderick, eran bebés. Su madre, Alix, les inculcó a sus hijos el amor por las letras, recitando a menudo Shakespeare y leyendo en voz alta otros clásicos de la literatura inglesa.