AFTEROFFICE
culturas

Depp se transforma en el gánster de Boston

Con el cabello rubio peinado hacia atrás y la piel pálida, pecosa, su parecido con el gánster de Boston, Whitey Bulger, cuasó una honda impresión entre quienes lo vieron. Así de versátil es Johnny Depp en su más reciente película titulada "Black Mass".
Agencias
16 septiembre 2015 22:38 Última actualización 17 septiembre 2015 5:0
Depp afirma que trató de encontrar la humanidad del criminal. (AP)

Depp afirma que trató de encontrar la humanidad del criminal. (AP)

Johnny Depp dice que la primera vez que salió maquillado durante la filmación de Black Mass, su más reciente película, el momento “quedó congelado”. Con el cabello rubio peinado hacia atrás y la piel pálida, pecosa, su parecido con el gánster de Boston, Whitey Bulger, cuasó una honda impresión entre quienes lo vieron, especialmente aquellos que conocieron en vida al personaje, a quien no estaban dispuestos a ver de nuevo en las calles del sur de la ciudad, comenta Scott Cooper, director de la cinta que se estrena mañana en Estados Unidos.

El personaje de Bulger es desgarrador por su crueldad y sangre fría. La interpretación que de él hace Depp carece de las extravagancias que han acompañado algunas de las recientes películas del actor de 52 años, como El Llanero Solitario y Mortdecai. Pero Depp, quien interpretó con clemencia a John Dillinger en Public Enemies, de Michael Mann, afirma que trató de encontrar la humanidad del criminal.

“No lo puedes manejar como un gánster. No lo puedes manejar como innatamente malo porque nadie se levanta en la mañana, se rasura y dice ‘soy un patán malo’”, reflexiona Depp. “Es un niño católico y de alguna manera retorcida es el pilar de la comunidad, muy sensible de muchas maneras”.

Black Mass arroja una mirada a las lealtades que fomentaron la desastrosa protección del FBI a la pandilla Winter Hill de Bulger, con la que se erradicó la mafia italiana de Boston, pero se remplazó con el control de los irlandeses-católicos asesinos. El filme está basado en el libro de los reporteros del Boston Globe, Dick Lehr y Gerard O’Neill.

Es la primera cinta basada en hechos reales sobre este capo e informante del FBI (que inspiró al gánster de Jack Nicholson en The Departed), desde que Bulger fue arrestado en California en 2011, tras años en la fuga.

Bulger obtuvo dos sentencias sin posibilidad de obtener la libertad condicional por, entre otras cosas, su involucramiento en 11 asesinatos.
“No quisiera faltarle el respeto a las víctimas o a las familias de las víctimas, pero una parte de mí estaba contenta de que huyera”, confiesa Depp. “Por 16 años estuvo en la fuga y no estaba causando problemas, vivía su vida; bien por él”.