AFTEROFFICE
deportes

Demar DeRozan, curtido ganador

El guardia Demar DeRozan, nació en Compton, uno de los barrios más problemáticos de California, lo cual le ayudó a forjar el carácter combativo que lo ha impulsado para liderar a los Raptors de Toronto.
Alain Arenas
28 marzo 2017 22:31 Última actualización 29 marzo 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

Compton es una localidad ubicada a 18.5 kilómetros al suroeste de Los Ángeles, California, en la que viven más de 98 mil habitantes de acuerdo al censo de población de Estados Unidos de 2016. Según el portal Neighborhoodscout –que contabiliza el índice de crímenes en las metrópolis de aquel país- sólo el 15 por ciento de los residentes se sienten seguro en la ciudad.

Ahí nació Demar DeRozan en 1989. El guardia de los Raptors de Toronto es uno de los 81 basquetbolistas originarios de esa localidad que han llegado a la NBA. El jugador, de acuerdo a una historia publicada por el portal Bleacher Report en enero pasado, compartió que ese ambiente violento le ayudó a formar su carácter combativo. “En la ciudad siempre puedes encontrar crímenes, pero también una cancha de basquetbol, es parte de su espíritu”.

La única franquicia canadiense vigente en la NBA debutó en 1995 y fue hasta su quinta temporada que calificó a playoffs, donde fue eliminada en la primera ronda. Al año siguiente, en la campaña 2000-01, los Raptors alcanzaron las semifinales de la Conferencia Este, las cuales perdieron contra Filadelfia.

Desde entonces y hasta 2008, Toronto sólo avanzó en tres ocasiones más a la postemporada, con el mismo papel vivido en la primera ocasión. A la par, DeRozan comenzaba a destacar en la preparatoria en la Compton High School, donde fue clasificado como el sexto mejor recluta de la nación por el portal Scouthoops, especializado en identificar basquetbolistas talentosos.

En ese mismo año fue aceptado para jugar en la Universidad del Sur de California (USC), en la que sólo permaneció una temporada. “Me encantaría quedarme en USC otro año, pero me declararé elegible para ganarme un contrato en la NBA. Es momento de hacer lo correcto y ayudar a mi familia a pagar las cuentas”, expresó en una conferencia en marzo de 2009.

DeRozan fue elegido en el Draft de la NBA por Toronto en ese mismo año. En su temporada como novato fue titular, pero no tuvo un buen desempeño al promediar menos de 10 puntos por partido. Para la campaña 2010-11, Chris Bosh –entonces estrella del equipo- abandonó a la organización, lo cual coincidió con que el californiano incrementó al doble su aportación a la ofensiva.

Antes de iniciar la temporada 2013-14 firmó un nuevo contrato por cuatro años y 38 millones de dólares. Ello coincidió con el regreso de los Raptors a playoffs, instancia a la que no han faltado desde entonces y en la que el año pasado registraron su mejor actuación al llegar a la final de la Conferencia Este, en la que fueron eliminados por Cleveland.

El guardia lleva cuatro años consecutivos con más de 20 puntos por partido. En la presente temporada suma 27.2, es el líder del equipo en ese departamento y el quinto mejor en la NBA, por arriba de LeBron James (Cleveland) y Stephen Curry (Golden State).

Toronto (45-29) –que hoy enfrenta a Charlotte- ocupa el cuarto lugar en la Conferencia Este y se encuentra a tres juegos de Boston (48-26), líder del circuito. DeRozan y los Raptors aún tienen oportunidad de rebasarlos en los ocho restantes en la temporada regular, para alcanzar un mejor puesto de cara a la postemporada, con el objetivo de tener mayor ventaja en pos de su primera final de la NBA.