AFTEROFFICE
buena vidA

Delicia a la mexicana

La receta original de Baja California de la langosta, ahora en la capital. Hace 66 años los habitantes de Puerto Nuevo crearon una forma de preparar este crustáceo, con la que conquistaron los paladares de los turistas.
Lizbeth Hernández
15 noviembre 2016 21:6 Última actualización 16 noviembre 2016 5:0
Los comensales de la Ciudad de México tendrán la oportunidad de degustar este platillo tal y como se inventó hace 66 años. (Especial)

Los comensales de la Ciudad de México tendrán la oportunidad de degustar este platillo tal y como se inventó hace 66 años. (Especial)

Al atardecer, los pescadores llevaban a sus casas a turistas hambrientos y deseosos de probar la captura del día. Hace 66 años en Puerto Nuevo sólo había chozas, pero en ellas encontraron un manjar. Sazonada con una pizca de necesidad y casualidad nació la receta original de la langosta bajacaliforniana que, desde entonces, cautiva paladares.

Freídas en manteca y acompañadas con frijoles, arroz, salsa molcajeteada y tortillas, esa receta contribuyó, incluso, al desarrollo de la economía de un grupo de familias que se dedicó a ello, al habilitar sus hogares como pequeños restaurantes.

El pueblo se dedicaba a la captura de langosta que después comercializaba en las playas de Rosarito. Como un ingreso adicional los varones guiaban a los pocos turistas que llegaban en expediciones de pesca. Fueron las mujeres quienes con sus guisos atrajeron la atención para hacerse de una clientela. La distancia en tiempo entre Puerto Nuevo y Tijuana o Ensenada es de 45 minutos; de ahí llegaron los comensales.

1
  

  

langosta bajacaliforniana

“Mi padre estaba seducido por el sueño americano. Cruzó y afortunadamente lo deportaron”, relata la oceanógrafa Rosa María Plascencia, miembro de la segunda generación de cocineras que se ha dedicado a propagar la receta. A partir de sus ingresos como pescador y restaurantero, el jefe de familia le dio educación a sus cuatro hijas, quienes ahora están al frente del restaurante típico Puerto Nuevo II.

Rosa María comenta que las guarniciones son ingredientes sencillos que se encontraban en cualquier casa. “Era lo que había. Al combinarlos en un burrito son una delicia; la salsa molcajeteada de chile de árbol es de Jalisco, las tortillas de harina de Sonora y el frijol bayo hay en todos lados. Sólo se le agrega un poco de limón y listo”.

Además del sabor del crustáceo, uno de los factores clave para que se consolidara fue su bajo costo. Las langostas no se vendían por pieza, sino por medias docenas y docenas. Actualmente el 80 por ciento de la producción de Puerto Nuevo se exporta al mercado asiático. Por la calidad de su carne, los ejemplares del Pacífico son los más solicitados a nivel internacional.

Los comensales de la Ciudad de México tendrán la oportunidad de degustar este platillo tal y como se inventó hace 66 años. El Festival de la Langosta estará durante todo este mes en la Hacienda de Los Morales y se servirá en el comedor principal. Además, también se podrá acompañar de una selección de ingredientes de la región como atún, marlin, caracol, calamares, pulpo y camarones.