AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Degustar comida, vinos y puros ya es posible

Catamundi es un nuevo lugar que podrás visitar en Alejandro Dumas, en Polanco, donde tendrás la oportunidad de maridar un buen vino, un delicioso puro y en sandwich gourmet. 
Myrna Martínez
06 mayo 2015 21:51 Última actualización 07 mayo 2015 10:30
Etiquetas
Biscotto, el lugar ideal para el maridaje. (Cortesía)

Catamunid, el lugar ideal para el maridaje. (Cortesía)

En Catamundi dicen que no son un lugar sólo para catar vinos, sino para catar al mundo en todos los sentidos, y tienen razón. En este espacio gourmet en Alejandro Dumas, en Polanco, se puede saciar desde el antojo más pequeño y sutil hasta el más sofisticado.

El chef y propietario Pablo Carrera platica que la idea surgió a partir de la apertura de Biscotto, en Plaza Carso, lugar especializado en vinos y sándwiches.

“Empezamos a volvernos locos, queríamos meter más y más productos, así que fuimos a ferias internacionales, tomamos ideas y decidimos abrir un lugar más grande. Cada día metemos cosas nuevas, es un lugar lleno de sorpresas”, platica el chef Carrera.

Y en verdad se volvieron locos con la diversidad y creatividad de sus productos.

Al entrar, es inevitable sucumbir al olor del pan recién horneado, ya que ahí se cocina de forma artesanal, sin levadura. Los obligados son el kouign-amann estilo bretón y las donas rellenas de caramelo con sal de mar, té verde, maple con tocino y gin tonic.

La tienda es un mundo de estantes con productos gourmet, la mayoría elaborados en el lugar, como aceites, granolas, mermeladas, palomitas de maíz con Miguelito y caramelo, café y mezclas de tés y tisanas; se recomienda la mezcla de la casa con cardamomo, dátil, pasas y cítricos.
En medio hay una amplia barra para que los clientes realicen un wine tasting; prueben su selección de quesos o su charcutería fina con serranos, chorizos o ibéricos de bellota. Se pueden solicitar baguettes con los ingredientes a elegir o solicitar tablas de quesos y carnes frías para comer ahí o para llevar.

El corazón de este lugar es el vino. Cuenta con 320 etiquetas, muchas de ellas exclusivas, y los precios varían de los 199 a 30 mil pesos, que es lo que cuesta el Chateau Lafite.

“Manejamos etiquetas de todo el mundo, principalmente de Francia, España e Italia. Como importamos directo, nuestra sommelier viaja a cada lugar; el 60 por ciento de las etiquetas nada más las encuentras aquí. La mayoría tienen puntos Parker o Wine Spectator”, explica Paulina Buenrostro, gerente de ventas.

“La selección se enfoca a regiones muy antiguas, que llevan 100 años haciendo vinos y que son excelentes pero no son tan conocidas. También tenemos etiquetas clásicas como Pesquera, Finca de Ganuza, Pingus, Château Haut Brion”.

Al lado del cuarto de vinos hay otro dedicado a los fumadores de puro, con etiquetas clásicas y de lujo, Montecristo, Davidoff o Cohiba, y accesorios para cortar, portar o mantenerlos frescos.

¡A COMER!

Catamundi es más que una tienda gourmet, es un restaurante con capacidad para 64 comensales divididos en la terraza, barra y en el patio ubicado al fondo de la tienda. Su propuesta gastronómica es divertida, a decir de Pablo Carrera.

“Es un restaurante de comida creativa, nos gusta mucho que sea un producto el que resalte; me encanta dibujar, pero no sé dibujar, así que utilizo los platos como un lienzo blanco donde se puede dibujar con cariño y pasión”, dice el chef.

“No seguimos ninguna tendencia gastronómica, sino lo que se nos antoje y nos haga sentir orgullosos”.

Para desayunar se recomienda el pan francés con mascarpone y compota de frutos rojos, chilaquiles verdes con pollo orgánico y el campesino tostado con salmón; en la comida hay variedad de sándwiches, ensaladas, pastas y platos fuertes; uno de los clásicos es el short rib con puré de papa.

Al terminar, si le queda un huequito, regrese a la tienda a probar la repostería, los helados artesanales, las galletas o las palomitas de maíz con chocolate y pretzels.

CATAMUNDI
Alejandro Dumas 97B, Polanco
Lunes a viernes, de 8:00 a 23:00;
sábados, de 9:00 a 23:00;
domingos, de 9:00 a 18:00 horas