AFTEROFFICE

Debido a las obras en el Canal de Panamá hallan fósiles de camellos y caballos

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 26 abril 2013 17:29

[Bloomberg] Istmo de Panamá se "cerró" hace 10 millones de años y no hace 3.5 millones como se pensaba. 


Notimex
 
Las obras de la ampliación del Canal de Panamá permitieron hallar fósiles de camellos y caballos de hasta 21 millones de años de antigüedad, además de generar la posibilidad de reescribir los libros de paleontología, reveló hoy Carlos Jaramillo.

El investigador colombiano, del Instituto Smithsoniano de Estudios Tropicales, señaló que los estudios realizados en los últimos cinco años determinaron que el Istmo de Panamá se "cerró" hace 10 millones de años y no hace 3.5 millones como se pensaba.

Las investigaciones fueron desarrolladas por la entidad académica y la Autoridad del Canal de Panamá, en el marco de los trabajos de expansión iniciados en 2007 en la vía interoceánica, que requirieron remover millones de toneladas de tierra.

Jaramillo indicó que antes de empezar los estudios paleontológicos para los científicos era extraña la circunstancia de que el choque geológico del Istmo de Panamá con Colombia había ocurrido hace 3.5 millones de años, mientras que la corriente termohalina tenía una antigüedad de 10 millones de años.

De acuerdo con Jaramillo, antes de hace 10 millones de años existía un canal de 400 kilómetros que separaba el norte del continente con el sur.

Indicó que ahora se sabe que el "cierre" del Istmo, hace 10 millones, ocurrió en forma paralela a la corriente termohalina, como los científicos llaman a la circulación de agua salada en los océanos que determina el clima de la tierra.

"Esta historia de los 3.5 millones (y su relación) con el Ártico ha estado en la literatura popular y eso va a cambiar", pronosticó.

Y aunque ese misterio fue aclarado, se generó otra duda debido a que se suponía que el hielo en los trópicos fue generado por el "cierre" del Istmo de Panamá. "Ahora no sabemos por qué hay hielo en el Ártico", mencionó Jaramillo.

El experto indicó que los hallazgos paleontológicos en la ampliación del Canal confirmaron que el trópico es generador de una amplia diversidad.

"Todo lo que encontramos aquí es basal y de esto se derivan muchas cosas en términos evolutivos; el origen de muchos grupos está en los trópicos de Panamá", añadió.

Las investigaciones hallaron 10 nuevas especies y se estudiaron más de 6,000 muestras.
 
Con más de 21 millones de antigüedad, fueron desenterrados fósiles de camellos y caballos enanos, un rinoceronte, un oso-perro gigante, un caimán y un mico, éste último, el fósil más antiguo de un primate hallado en el continente.

El caimán descubierto es el "eslabón" perdido entre los cocodrilos y los caimanes, de acuerdo con los informes.

"Antes de que el Istmo se cerrara los mamíferos eran totalmente norteamericanos, pero ahora sólo 40% es norteamericano. En los últimos 3 o 4 millones de años el 60% de las especies norteamericanas que vivían en el bosque tropical se extinguieron", comentó Jaramillo.

Parte de las muestras y el contenido de los estudios será colocado en el Museo de la Biodiversidad, diseñado por Frank Ghery, cuya inauguración será a finales de año. La propuesta curatorial del mismo está relacionada con el surgimiento del Istmo.