AFTEROFFICE
deportes

De México para el arte del boxeo

Los Guantes Cleto Reyes cumplen siete décadas equipando a los campeones. Desde hace 70 años, Cleto Reyes es la marca favorita de los campeones. En 1978, Mohammed Ali amenazó con no subir al ring para pelear contra Leon Spinks si los promotores no le permitían usar sus Cleto.
Eduardo Bautista
19 noviembre 2015 21:23 Última actualización 20 noviembre 2015 5:0
En 1945 se utilizan por primera vez en una pelea de campeonato mundial. (Mónica Rodríguez)

En 1945 se utilizan por primera vez en una pelea de campeonato mundial. (Mónica Rodríguez)

México figura en el boxeo hasta en los guantes. Desde hace 70 años, Cleto Reyes es la marca favorita de los campeones. En 1978, Mohammed Ali amenazó con no subir al ring para pelear contra Leon Spinks si los promotores no le permitían usar sus Cleto. A partir de entonces comenzó una leyenda alrededor de esta marca mexicana que, según su dueño, nunca sacrificará la calidad de sus productos en nombre del dinero.

“Desde hace 25 años he recibido propuestas de maquiladoras de Pakistán, China, India y Cuba para fabricar mis productos. Pero no acepto porque porque lo único que ellos buscan son ganancias. Y para mí, lo primero es la calidad y la seguridad del boxeador. No le pienso dar a nadie el secreto de mis guantes”, revela don Alberto, hijo de don Cleto Reyes, el hombre que inició todo en un pequeño taller ubicado frente a la Arena Peralvillo Cozumel, en el corazón de Tepito.

El cuatro veces campeón del mundo, Ricardo Finito López, asegura que son guantes cómodos e ideales para cualquier contienda.

“Recuerdo que todos en la Arena Coliseo peleábamos con ellos, se amoldan bien a la mano y están hechos de muy buena piel. El guante es fundamental para el desempeño deportivo de cualquier peleador: si no es bueno, te rompes los huesos. Los Cleto Reyes tienen las cualidades necesarias para que no te lastimes tanto”, comparte López.

Para Ignacio Beristáin –entrenador de figuras como Juan Manuel Márquez y Daniel Zaragoza– “los Cleto Reyes han sido los guantes de batalla del boxeo mexicano”. Y a nivel internacional, dice, le hacen competencia a los Winning, de Japón. “Cuando un boxeador usa Cleto le dan mayor seguridad en sus puños y no se lastiman tan seguido”, asegura.

Don Alberto afirma que sus productos tienen una buena ingeniería. Durante 44 años –dice– se ha dedicado a estudiar las características de curtido y diseño más adecuadas para la protección del púgil.

“Fabricamos nuestros guantes con el cuero de la mejor calidad y también nos fijamos mucho en los espumados, que son fundamentales para desacelerar el golpe. Es así como logramos el menor daño posible al cerebro del boxeador”, señala Reyes.

Para él, hay dos aspectos esenciales en un peleador: el vendaje y el guante. El primero protege el puño, pero el segundo es el arma letal contra el rival. Un modelo mal fabricado puede ser potencialmente dañino. “Mi papá me contaba que había boxeadores que llegaban y pedían dos pares: unos para ellos y otros para su rival”, recuerda.

Aunque muchos campeones lo han felicitado por las cualidades de sus artículos, como Julio César Chávez, Óscar de la Hoya y Manny Pacquiao, Alberto Reyes no tiene intenciones de expandir su marca a nivel internacional. Desea seguir con sus dos plantas en Ecatepec y Lerma, donde trabajan alrededor de 100 personas.

Quizás ésa sea una de las razones –dice– por las cuales Saúl Canelo Álvarez y Miguel Cotto no eligieron a Cleto Reyes para su contienda de este sábado. “Yo no le entro al juego de hacer convenios con los boxeadores para que usen mis guantes. Hay marcas que sí buscan a los campeones y les ofrecen dinero, pero yo no tengo necesidad de pagar publicidad. Al principio Canelo usó mis guantes; Mayweather también. Pero llega un momento en la vida de todo peleador en el que ya todo es negocio y dinero”.