AFTEROFFICE
buena vida

De manos mexicanas, los diseños de firma francesa

El talento de artesanos de diferentes estados del país queda plasmado en una colección de 34 sillas de una marca francesa de muebles.
Lizbeth Hernández
28 noviembre 2016 21:33 Última actualización 29 noviembre 2016 5:0
Los diseños de artesanos mexicanos son creativos y originales. (Especial)

Los diseños de artesanos mexicanos son creativos y originales. (Especial)

Las mujeres que viven en las comunidades rurales de México son propensas a sufrir diferentes padecimientos. El cáncer de pulmón se ha convertido en una constante debido a que usan hornos de leña. Pero además del daño que sufren en sus vías respiratorias, padecen afecciones en rodillas, columna y espalda por cocinar agachadas. Para combatir eso la marca francesa unió esfuerzos con la Fundación Sólo por Ayudar, la cual se enfoca en emprender acciones para apoyar a grupos vulnerables.

“Todos estos problemas se pueden prevenir y es lo que buscamos. Con apoyo de las cocinas que les dieron las mujeres y hombres de esas comunidades tendrán una vida mejor”, dijo Lolita Ayala, integrante de la organización.

“La gente debe conocernos y saber que podemos hacer piezas de arte”, comenta a la cámara Isabel Hernández, artesana de San Vicente Coatlán, Oaxaca, que junto con su madre, María García, realizó los bordados que engalanan una silla estilo Luis XVI.

1
  

  

Roche Bobois

Ambas mujeres, quienes hablan zapoteco y español, se dedican a preservar la técnica del bordado fino en punto de cruz sobre telar. Por ello elaboraron la pieza tal y como ellas se visten: con manta, tonalidades vistosas y la creatividad que les enseñaron sus antepasados. Isabel y María forman parte de los artesanos mexicanos que reinventaron el diseño de cuatro icónicas sillas de la marca francesa de muebles Roche Bobois.

El resultado son 34 obras que resaltan por su diversidad, colorido y autenticidad. Los cuatro modelos de la firma que recibieron sus decorados fueron: Florian, Lully, Ava y Loop.

Bordados tradicionales y en peligro de extinción (como el de paños de carrete, técnica usada en Venustiano Carranza, Chiapas, y que sólo cinco artesanas elaboran), a mano o con telar de cintura, además del arte huichol de la chaquira multicolor, forman parte de la muestra.

La inspiración vino de muchas partes, pero sobre todo de su propia historia y corazón. Mientras que los artesanos huicholes de Jalisco se inspiraron en el peyote, el maíz y el dios sol, los artistas oaxaqueños, chiapanecos e hidalguenses encontraron en la naturaleza sus imágenes para la puntada correcta.

1
  

  

Roche Bobois

La marca francesa apostó por lograr piezas únicas e irrepetibles y lo logró. Después de admirar los trabajos de los mexicanos, Nicolas Roche, director de Colecciones de Roche Bobois Internacional, se quedó sin palabras.

“No sé qué decir. Son exquisitos, creativos y originales. No se parecen a nada de lo que yo haya visto”, fue la respuesta de un arquitecto experto en diseño, educado en las mejores escuelas del viejo continente.
El sincretismo artístico con calidad de exportación se consolidó en un objeto de uso común: una silla. Éstas serán exhibidas en diferentes museos del mundo.

“El objetivo es enaltecer el patrimonio mexicano y su arte popular. Es un encuentro entre el diseño, la vida y el arte”, comenta Patrick Hagemeister, CEO de European Designs.

En 2017 se podrán apreciar en museos de Zacatecas, Chiapas y Oaxaca. Además se llevarán en septiembre a San Francisco, Houston, Nueva York y Miami. Es altamente probable que el trabajo de los mexicanos viaje a París, Londres y Madrid, ciudades en las que se comenzarán a promover.