AFTEROFFICE
DEPORTES

De la lucha a los negocios

Durante dos días de cada mes, un grupo de atletas de lucha libre deja el cuadrilátero para comercializar los productos que ellos mismos fabrican o diseñan. 
Ma. del Refugio Melchor
08 marzo 2014 16:50 Última actualización 08 marzo 2014 16:51
Los juguetes son muy solicitados por los coleccionistas, afirma el ex luchador Demonio Cibernético.

Los juguetes son muy solicitados por los coleccionistas, afirma el ex luchador Demonio Cibernético. (Cortesía)

Luchadores y empresarios, de los cuadriláteros al bazar Toyfest, ese es el doble papel que cumplen los gladiadores mexicanos durante dos días de cada mes. Muñecos de plástico, playeras, cómics y figuras de acción son buscados afanosamente por los coleccionistas.

Ubicados en esta ocasión en la calle Calendaria, muy cerca del metro Taxqueña, el grupo de microempresarios ocupa una vieja casa para instalar los stands que contienen todo tipo de mercancía relacionada con películas, cómics y, desde luego, la lucha libre mexicana.

A la cabeza del grupo se encuentra el gladiador Demonio Cibernético, quien confiesa que después de luchar durante diez años, las lesiones lo obligaron a descubrir una faceta artística y sus rudas manos empezaron a fabricar pequeños muñecos de plástico con un parecido impresionante a sus compañeros de ring.

Demonio Cibernético muestra orgulloso su última creación, una figura de acción de unos 12 centímetros de Axel Heredero, el nieto primogénito del legendario Santo, que también es su vecino de stand.

Pero el luchador, que esconde su identidad con una máscara roja y gris con un sofisticado cuerno, también oferta juguetes que van desde los típicos ET hasta los personajes clásicos de la zaga Star Wars, algunos son de cuerda y funcionan perfectamente.

“Recorro muchos mercados de antigüedades, de pulgas, y ahí encuentro muchos juguetes interesantes, te encuentras verdaderos tesoros que luego son muy solicitados por los coleccionistas”, dice al mostrar sus piezas más valiosas.

Una máscara electrónica de Darth Vader, el villano de Star Wars, cuyo costo es de 700 pesos es su artículo más caro. En contraste, las figuras miniaturas de películas se venden desde 50 pesos.

Su vecino Axel Heredero ofrece su típica máscara plateada, playeras y gorras que diseña junto con su esposa Karla (hija de Huracán Ramírez), que firma con un marcador gris. Los costos van desde los 20 pesos por un póster hasta los 300 por una máscara. Autógrafos y fotos son gratis para sus fans.