AFTEROFFICE
culturas

De donaciones y sus demonios

Alexandra Pelosi presenta su más reciente documental "Meet the donors: Does money talk?", en el que entrevista a 30 de los 100 donadores que aportaron más recursos a la reciente campaña presidencial en Estados Unidos.
Lizbeth Hernández
13 noviembre 2016 22:53 Última actualización 14 noviembre 2016 5:0
El documental está disponible por HBO Go. (Especial)

El documental está disponible por HBO Go. (Especial)

La democracia estadounidense se vende al mejor postor. El recién electo presidente del país norteamericano, Donald Trump, lo aceptó en uno de sus actos de campaña. “Tenemos un sistema fallido. Yo donaba a todos y tiempo después les pedía favores. Nadie se negaba”.

Ese es un fragmento del más reciente documental de Alexandra Pelosi, Meet the donors: Does money talk?, en el que entrevista a 30 de los 100 donadores que aportaron más recursos a la reciente campaña presidencial. Nombres y cantidades se hacen públicos en el sitio opensecrets.org. Pelosi se dio a la tarea de buscarlos y preguntarles sobre las razones que los llevaron a donar.

Entre las respuestas obtenidas están: “porque soy un patriota”, “para ser parte del juego”, “porque apoyo sus ideas y quiero que llegue a más gente” o “porque quiero que el presidente me conozca por mi nombre”. Incluso hay quien se jacta de tener una colección de fotografías con los mandatarios más recientes y coleccionarlas en un muro de la vanidad.

“La gente está enojada por el triunfo de Trump, pero votaron para que le condonen los impuestos al 1 por ciento de la población que son los más ricos. ¿En qué pensaban? Esa es una victoria para los súper millonarios, él es uno de los suyos”, comenta Pelosi en entrevista.

El documental plantea que aportar una cuantiosa suma le asegura cercanía a quien la desembolsa; convivir con el candidato y externarle sus opiniones.

“Me interesaba saber qué tienen que decir. Ellos sostienen que sus intenciones son buenas y no hay manera de probar lo contrario”, comenta la cineasta.

Son tantos los intereses en juego que el dinero no tiene partido. Hay personas que aceptan haber donado por igual a republicanos que a demócratas, de esa manera no ven en riesgo ninguno de sus intereses.

Hay otro tópico en el que no se indaga, observa en el documental el magnate ambientalista Tom Steyer: el de los donantes que más aportan y cuyos nombres no se revelan. Al respecto Pelosi se limita a decir: “Es dinero no contabilizado, dinero negro y es difícil de rastrear”.