AFTEROFFICE

Danza en el tiempo

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 31 octubre 2013 5:47

[Es un escaparate de baile en Internet / Cuartoscuro]


 
Karla Zanabria
 

El Museo Mexicano de la Danza (Mumeda) surgió hace dos años como una plataforma digital dedicada a preservar la memoria dancística del país. Creado en 2009 por la museóloga Gabriela Prieto y la bailarina Mónica Barragán es único en México y uno de los cinco que hay en el mundo.
 

En entrevista, la bailarina Mónica Barragán aclara que, hasta donde ella sabe, existen cinco museos de danza en todo el orbe. Cuatro tienen una sede física: el primero de ellos se localiza en Cuba en homenaje a Alicia Alonso; otro está en España destinado a la trayectoria de Mariemma, una bailarina y coreógrafa muy afamada en ese país europeo. Hay un tercero en Estocolmo y el cuarto es el White Lodge que depende del Royal Ballet en Londres. El quinto museo es virtual y es nada menos que el Mumeda.
 
--Resultaba inadmisible que siendo la Ciudad de México la que más museos reales tiene en el país (150 según cifras oficiales), no existiera uno de danza. Es triste que existan museos del chile o del chocolate y ninguno de danza, cuando todo mundo baila en México. Por eso decidimos crearlo con los recursos que teníamos a la mano. Empezamos a partir de un apoyo que nos brindó el Programa de Educación Artística del INBA y poco a poco fuimos adquiriendo auge entre la comunidad dancística.
 
Curiosamente, el Mumeda no está dirigido a los especialistas. Por el contrario, fue diseñado para que el público en general sepa cuáles son las diferencias entre los distintos tipos de danza: contemporánea, clásica y folclórica.
 
¿Cómo ha recibido la comunidad cibernauta al Mumeda?
 
-Bien. Nuestra página tiene más de 22 mil visitas y continuamente nos están llegando nuevas solicitudes. En Facebook ya estamos saturados y tuvimos que abrir Frontpage, donde ya tenemos 6 mil seguidores. Esto te habla de que existe una demanda para que exista un museo real de este tema porque la información es necesaria para la gente interesada en esta disciplina.
 
¿De qué manera han conseguido su acervo?
 
-Funcionamos de una manera híbrida porque el museo está en Internet, pero generamos exposiciones itinerantes en sitios reales, usamos fotografía para mostrar manifestaciones de danza. También organizamos pláticas y conferencias acerca de lo importante que es conservar el patrimonio inmaterial, como lo son nuestros bailes tradicionales, por ejemplo, y que se conserva a través de fotografía y video, principalmente. Ahora, los resultados del museo han sido tan buenos que los coleccionistas privados empiezan a confiar en nosotros y nos prestan sus documentos, nosotros los escaneamos y se los devolvemos.
 
Este año el Mumeda se convertirá en asociación civil, lo que le permitirá ampliar sus funciones y alentar la esperanza de contar con una sede física en el futuro. Mónica Barragán está también enfocada a fortalecer un convenio de trabajo con el White Lodge Museum del Royal Ballet.
 
“Con el Royal Ballet tendremos una colaboración de curadurías para el 2015 –revela Mónica Barragán-- . En Londres nos recibió la curadora y quedó encantada con la riqueza que tiene México en materia dancística. Resulta que ellos están preparando una exposición sobre Ana Pavlova y no sabían que esta famosísima estrella de la danza había bailado el jarabe tapatío en puntas cuando estuvo en México, lo cual es una anécdota muy conocida en nuestro país. Así fue como acordamos un intercambio: ella nos pidió material y este es un punto de partida para poner a México en el mapa internacional. En Europa no saben que aquí se baila danza clásica, que tenemos una riqueza inagotable de danzas folclóricas. Pareciera que 2015 está todavía lejano, pero los grandes museos programan sus exposiciones con dos o tres años de anticipación y nosotros ya hemos logrado sumarnos a este selecto grupo.