AFTEROFFICE
deportes

Daniel Ricciardo se impone en el GP de Malasia

El piloto de Red Bull Daniel Ricciardo ganó este domingo el Gran Premio de Malasia de Fórmula Uno, y Nico Rosberg amplió su ventaja en la tabla general del campeonato después de que su compañero de Mercedes, Lewis Hamilton, sufriera un fallo de motor cuando iba en la punta.
Agencias
02 octubre 2016 15:45 Última actualización 02 octubre 2016 15:56
Fue la primera victoria de Ricciardo desde el Gran Premio de Bélgica en el 2014 y llevó a un uno-dos con su compañero Max Verstappen. (Reuters)

Fue la primera victoria de Ricciardo desde el Gran Premio de Bélgica en el 2014 y llevó a un uno-dos con su compañero Max Verstappen. (Reuters)

SEPANG, Malasia.- El piloto australiano Daniel Ricciardo ganó el domingo el Gran Premio de Malasia de la Fórmula Uno, su primera victoria en la competencia esta temporada, tras la retirada del campeón mundial Lewis Hamilton por una avería del motor cuando iba en cabeza.

Su compañero en la escudería Red Bull Max Verstappen acabó segundo, lo que dio al equipo su primera llegada en primer y segundo lugar desde el Gran Premio de Brasil de 2013, quitando a Mercedes la oportunidad de asegurarse el título de constructores en el circuito de Sepang.

Nico Rosberg terminó tercero para Mercedes con lo que su diferencia frente a Hamilton se amplía a 23 puntos en la clasificación general, cuando quedan cinco carreras. El alemán tuvo una penalización de 10 segundos tras chocar con el Ferrari de Kimi Raikkonen.

El holandés Raikkonen llegó en cuarto lugar para la escudería Ferrari después de pelear con Rosberg por el tercer lugar.

Hamilton se encaminaba cómodamente a anotar su victoria número 50 cuando su motor explotó en llamas, cuando quedaban 16 vueltas de las 56.

"No puedo creer que haya ocho monoplazas Mercedes y sólo mis motores sean los que se hayan estropeado este año", comentó a la prensa el triple campeón mundial de 31 años, quien también sufrió una serie de contratiempos previamente esta temporada.

"Algo no está bien, pero no hay nada que pueda hacer al respecto", agregó el británico.

Ricciardo, que perdió una victoria segura ante su rival de Mercedes en el Gran Premio de Mónaco debido a un problema al parar en los pits, estaba más que feliz de aceptar su buena suerte en Malasia.

"Obviamente sucedió lo contrario en Mónaco, de modo que aceptaré esto hoy", comentó Ricciardo tras obtener su cuarto triunfo, y bebió champaña desde su zapato.

"Que no haya rencores con Lewis, pero definitivamente aceptaré el triunfo", agregó el australiano, que había anotado una victoria por última vez en el Gran Premio de Bélgica en 2014 y que subió cuatro veces al podio en las últimas cinco carreras.