AFTEROFFICE
culturas

Cuatro joyas de Miguel Ángel y Da Vinci

Dos íconos del renacimiento italiano se presentan en la capital, “Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos” y “Leonardo da Vinci y la idea de la belleza”, son dos exposiciones que se exhiben en Bellas Artes que son imperdibles. Aquí 4 joyas de la muestra que no debes perderte.
Redacción 
27 junio 2015 19:41 Última actualización 28 junio 2015 5:0
Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci

Sin duda, uno de los más relevantes acontecimientos culturales en México este año es la exposición doble “Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos” y “Leonardo da Vinci y la idea de la belleza”, en el Palacio de Bellas Artes.

La propuesta no pretende mostrar el esplendor de los dos monstruos del Renacimiento italiano, sino que la selección de las obras resulta relevante por la historia que hay detrás de ellas. Es así que entre los 11 dibujos y grabados de Da Vinci y las 29 esculturas y piezas pictóricas de Buonarroti, hay peculiaridades muy interesantes, tanto para el especialista como para el público general. Estas son cuatro joyas que no debes perderte.

1. Cristo portacroce o Cristo Giustiniani 1514-1516
Esta pieza de mármol de 2.50 metros,se presenta por primera vez fuera de Italia. Su composición y la postura anatómica del cuerpo con que se representa a la figura de Jesucristo, la vuelve una obra peculiar. Se afirma que Miguel Ángel la dejó inconclusa porque apareció una veta oscura en la parte izquierda de lo que sería el rostro de Jesucristo, que hoy parece una lágrima. Posteriormente, la escultura fue terminada por un artista desconocido, de modo que nos es posible saber hasta qué punto llegó la mano de Miguel Ángel.

1
 

 

Miguel Ángel


2. Estudio para el Juicio Final, 1533-1534
Es el boceto de una de las obras maestras de Miguel Ángel: el Juicio Final, obra principal del altar de la Capilla Sixtina. Se trata de un fresco de 13.70 x 12.20 metros, realizado por encargo del papa Clemente XVII y después, por el papa Pablo III Farnesio. El autor pintó al rededor de 400 personajes bajo un cielo azul intenso, en torno a la figura de Cristo en el momento de impartir la justicia eterna. La pieza presenta la visión de un mundo que trasciende los muros y la propia arquitectura.

1
 

 

estudio para un juicio


3. Estudio para el ángel de La Virgen de las rocas, 1483
Es considerado uno de los dibujos más bellos del mundo. Hoy es el símbolo de la Biblioteca Real de Turín. Aunque su autenticidad todavía está en duda, es una de las piezas más emblemáticas de Leonardo Da Vinci porque los expertos aseguran que se trata del ángel que aparece en el cuadro La Virgen de las rocas, una de sus grandes obras maestras, hoy ubicada en el Museo del Louvre. Uno de los aspectos de mayor interés de esta obra es la maestría con que fue plasmado el carácter andrógino en el rostro del ángel, pues el imaginario señala que estos seres mitológicos son asexuados. Este dibujo es exhibido en México por primera vez.

1
 

 

da vinci


4. Códice sobre el vuelo de las aves, 1505
Leonardo soñaba con el día en que el hombre pudiese volar. Ese deseo alimentó una investigación tecnológica y científica que quedó plasmada en uno de los códices más valorados del mundo. Leonardo lo elaboró en la misma época en que pintó la Mona Lisa. En él investiga el vuelo de las aves, a través de un riguroso análisis de carácter físico. Integrado por por 18 cuartillas de 21x15 centímetros, esta libreta de apuntes, hoy considerada una obra de arte, una de las máximas representaciones del genio integrista de Da Vinci. En ella el público podrá apreciar algunas peculiaridades de su autor, como su llamada escritura-espejo, un efecto del hecho de que era zurdo y escribía de derecha a izquierda. Las páginas muestran además de dibujos arquitectónicos y de maquinaria.

1
 

 

Códice sobre el vuelo de las aves