AFTEROFFICE
espectáculos

¿Cuánta ciencia hay
en ‘Gravedad’?, se preguntan especialistas

Científicos de la UNAM analizaron la laureada película del cineasta Alfonso Cuarón, durante una conferencia en el marco por los 75 años del Instituto de Física de esa casa de estudios.
Notimex
20 febrero 2014 22:55 Última actualización 20 febrero 2014 22:56
Alfonso Cuarón, durante el Festival de Cine de Morelia, en 2013. (Cuartoscuro/Archivo)

Alfonso Cuarón, durante el Festival de Cine de Morelia, en 2013. (Cuartoscuro/Archivo)

En el marco de los 75 años del Instituto de Física de la UNAM, especialistas de esa casa de estudios analizaron durante una mesa redonda, la más reciente película del cineasta mexicano Alfonso Cuarón. “Aunque está bien lograda, tiene varios errores científicos, que quizá se aplican en función a los efectos dramáticos”, comentaron los científicos, durante una conferencia titulada “¿Cuánta ciencia hay en ‘Gravedad’?”

Aunque auguran un triunfo en efectos especiales para el Oscar, no la considerarían como la mejor película, ya que fue señalada como una producción de errores y aciertos. Como parte también del 70 Encuentro de Ciencias, Artes y Humanidades, los especialistas analizaron la cinta tras su proyección en el auditorio Alejandra Jíidar de esa institución.

Miguel Alcubierre, del Instituto de Ciencias Nucleares, señaló que “Gravedad” no es un filme de ciencia ficción; sólo de ficción, pues en el desarrollo de su historia se muestra lo que ya es una realidad: “hay gente arriba todos los días”.

El científico, quien desarrolló un modelo matemático que permite viajar más rápido que la luz sin violar el principio físico, que sostiene que nada puede superar la velocidad de la luz, dijo: “Por ejemplo, cuando explota la basura espacial y todos dan vueltas y vueltas en la misma órbita, eso no ocurre en la realidad, pues ésta se dispersa; si acaso te pega un objeto, pero no todo. Otra cosa falsa es la cercanía del transbordador con la estación espacial china y lo demás”.

Los efectos especiales sí le impresionaron al físico teórico mexicano, más aún cuando el fuego flota y el agua también. “Está bien hecho, bien imaginado, algunas escenas me recuerdan, incluso, a ‘2001 Odisea en el espacio’”.

Shahen Hacyan, autor de “Los hoyos negros y la curvatura del espacio-tiempo" (1988), apoyó su opinión y subrayó como un acierto cuando las lágrimas de “Ryan” flotan convirtiéndose en bolitas.