AFTEROFFICE
deportes

Crisanto Grajales va por prueba de podio

En Hamburgo, el triatleta mexicano Crisanto Grajales disputará su última competencia de preparación rumbo a Río 2016 y se medirá a sus principales rivales.
Alain Arenas
13 julio 2016 22:18 Última actualización 14 julio 2016 5:0
Hamburgo será la quinta fecha de la Serie Mundial en la que compite Grajales en 2016. (Especial)

Hamburgo será la quinta fecha de la Serie Mundial en la que compite Grajales en 2016. (Especial)

La séptima fecha del World Thriatlon Series a disputarse este fin de semana en Hamburgo, representará la prueba más cercana a lo que serán los Juegos Olímpicos de Río para Crisanto Grajales. En esta competencia participarán, sin contar al mexicano, seis integrantes del Top 10 del ranking mundial. Es por eso que su equipo de trabajo sabe que servirá como termómetro para afinar los detalles finales para encarar la justa veraniega.

Crisanto llegará a la séptima etapa de la Serie Mundial de Hamburgo con ocho semanas de no tener competencia. Servirá como un entrenamiento fuerte para lo que serán los Juegos. No habrá otra prueba en la que haya tantos competidores que también estén en Río, como la que se realizará el fin de semana. Será un triatlón en la modalidad sprint, el sábado, y uno de relevos, el domingo. No está planeado que se demuestre lo mejor que tenemos el fin de semana, eso lo dejaremos para los Juegos Olímpicos”, explica Eugenio Chimal, entrenador del triatleta nacional.

Apenas el lunes, Grajales y su equipo estuvieron en Galicia, España, para concluir con su preparación a nivel del mar, la cual servirá para que se adapte a las condiciones que habrá en la ciudad brasileña el próximo 17 de agosto, fecha en la que se disputará la prueba de triatlón. Chimal menciona que el atleta llegará bien preparado a sus segundos Juegos Olímpicos, pero advierte que puede alcanzar un punto más alto en su rendimiento para la siguiente justa veraniega.

“Vienen los mejores cinco años de Crisanto. Seguramente estaremos en Tokio 2020 luchando por los primeros puestos; el punto más alto está por llegar. Ahora ya tiene un nivel mundial (clasificado octavo, según el ranking de la Unión Internacional de Triatlón), pero Tokio será mucho mejor de lo que puede vivir Crisanto en Río. Un resultado positivo en Brasil sería un Top 8, que nos daría un diploma olímpico. Esta posición sería un resultado real, aunque si quedara fuera de ese puesto estaría debajo de nuestras expectativas”, agrega el también ganador del Premio Nacional del Deporte en 2015 en la categoría de entrenador.

CRISANTO GRAJALES
Fecha y lugar de nacimiento: 6 de mayo de 1987, Xalapa, Veracruz
Estatura: 1.66 metros
Peso: 58 kilogramos
Ranking WTS: 8 (1,640 puntos)
LOGROS
Juegos Olímpicos: 2 (Río 2016 y Londres 2012)
Juegos Panamericanos: 2 (Toronto 2015, medalla de oro individual;
Guadalajara 2011), Juegos Centroamericanos y del Caribe: 1 (Veracruz 2014, medalla de oro individual y por equipos).


Hamburgo será la quinta fecha de la Serie Mundial en la que compite Grajales en 2016. En la Costa Dorada, en Australia, terminó en el puesto 1 con tiempo de 1h48’26”. La segunda fue en Yokohama, Japón en la que terminó en el segundo lugar (1h46’42”), donde superó al español Fernando Alarza (número uno del mundo), al francés Pierre Le Corre (cuarto) y al sudafricano Henri Schoeman (sexto). En primer lugar terminó el también español Mario Mola (segundo).

“Además de los que se enfrentó en Yokohama, los favoritos para ganar en Río son los hermanos Jonathan y Adam Brownlee (tres y cinco del mundo), de Gran Bretaña. Para que pueda salir con ventaja en esta competencia, tendrá que tener un buen ciclismo en Río y una buena natación para cerrar fuerte con su carrera. Creemos que los hermanos Brownlee van a querer emprender una fuga desde el principio y hay que tratar de que Crisanto salga lo más pegado posible al primer grupo. Ese día hará la mejor natación de su vida, que la hemos afinado y que quizá no era su punto fuerte. Él sabe que tener un buen tiempo en la natación es clave para el resultado de la carrera”, agrega Chimal.

ROCE INTERNACIONAL, LA CLAVE DE SU MEJORÍA
Luego del lugar 28 que obtuvo en Londres 2012, Grajales y Chimal cambiaron de estrategia para tener mejores resultados en los Juegos. La idea era tratar de participar en las mismas competencias que los mejores triatletas del mundo, por lo que decidieron dejar de entrenar en México.

“La idea era estar en un grupo de clase mundial, estar compitiendo con los mejores, como son los españoles, y eso le aportó muchísimo a Crisanto. Faltaba ese roce internacional, pero ahora se hizo y es la clave para que esté en los primeros lugares”, finaliza el entrenador.