AFTEROFFICE
deportes

Costos de Mundial 2022 complican a bancos de Qatar

Los bancos de Qatar necesitan, por un lado, financiar los proyectos de construcción para el Mundial de Futbol de 2022, pero por el otro lado, atraer más depósitos para igualar sus préstamos.
Bloomberg
24 abril 2017 17:54 Última actualización 24 abril 2017 20:31
El evento deportivo se llevará a cabo en noviembre-diciembre de 2022. (Reuters/Archivo)

El evento deportivo se llevará a cabo en noviembre-diciembre de 2022. (Reuters/Archivo)

Los bancos de Qatar están en una situación difícil. Por un lado, necesitan financiar los proyectos de construcción para el Mundial de futbol de 2022. Y por otro, requieren atraer más depósitos para igualar sus préstamos.

Los prestamistas que buscan atraer dinero a sus arcas para cumplir con el plazo de un banco central han llevado a la tasa interbancaria local a estar entre las más altas del Golfo. Sin embargo, sus esfuerzos están siendo socavados porque los préstamos están aumentando mucho más rápidamente que en Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

El plazo del 31 de diciembre se fijó para hacer frente al mayor riesgo en el sistema bancario después de que los precios del petróleo se hundieron a cerca de 28 dólares por barril a principios de 2016.

Qatar, el mayor exportador de gas natural licuado, redujo cerca de 30 mil millones de riyales (8 mil 300 millones de dólares) en depósitos para apuntalar el gasto público a partir de 2015. Sin embargo, los bancos han mantenido los préstamos para ayudar a apoyar el plan de gastos de 200 mil millones de dólares para la preparación para la Copa del Mundo.

Estas necesidades contradictorias significan que el banco central tiene que suavizar sus demandas, según Chiradeep Ghosh, analista de Securities & Investment Co. en Baréin. El año pasado, el gobierno de Qatar indicó que el plazo tal vez sería aplazado hasta finales de 2018 "debido a los problemas de liquidez a los que se enfrentan los bancos de Qatar".

"Una relajación o una extensión en la aplicación de la regulación es una posibilidad sobre una base de caso a caso en tanto la mayoría de los bancos batallan para cumplir", dijo. "Será difícil para Qatar reducir el gasto considerando su compromiso con la Copa del Mundo, por lo que los préstamos bancarios continuarán".

La tasa interbancaria de Qatar, que estaba 1.95 por ciento el lunes, está cerca de 50 puntos básicos más alta que la tarifa en los vecinos Emiratos Árabes Unidos. A principios de este año, subió por encima del 2 por ciento por primera vez desde 2010. Aun así, el crédito global continúa creciendo, subiendo 13.2 por ciento en febrero desde hace un año, según datos del banco central, en comparación con 0.1 por ciento en Arabia Saudita y 5.4 por ciento en los Emiratos Árabes Unidos.