AFTEROFFICE
culturas

El Cosmovitral: síntesis de la dualidad universal

Un verdadero referente a visitar en el Estado de México, fue creado por el talentoso artista mexiquense Leopoldo Flores quien plasmó en él, entre otras cosas, la lucha eterna entre el bien y el mal.
Saraí González 
11 abril 2017 19:22 Última actualización 11 abril 2017 21:20
Cosmovitral.

Cosmovitral.

Recorrerlo es un verdadero encuentro con la naturaleza.

Nos referimos al Cosmovitral o Jardín Botánico, asentado en la capital del Estado de México, considerado el más grande del mundo, e instalado dentro de un edificio estilo art nouveau.

Fue construido como parte de los festejos del centenario del inicio de la lucha de independencia, pero al paso del tiempo fue acondicionado como mercado.

Después de 40 años de funcionar como centro mercantil, se determinó que fungiera como un espacio dedicado a la cultura, por lo que se designó al artista mexiquense Leopoldo Flores para que encabezara los trabajos a fin de plasmar un imponente vitral que representa la confrontación eterna entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la dualidad de ángeles y demonios.

La obra se llevó a cabo entre julio de 1978 y julio de 1980, en una superficie de 3 mil 200 metros cuadrados, con un peso de 45 toneladas de vidrio soplado, 25 toneladas de cañuelas de plomo y 500 mil fragmentos de vidrio, distribuidos en 30 mil secciones y dotados de 28 colores diferentes.

El Cosmovitral representa una convergencia entre la luz, el cosmos y la naturaleza, por lo que es un verdadero remanso visitarlo.