AFTEROFFICE
culturas

Corte de EU establece que Sherlock Holmes ya es del dominio público

Un juez dictaminó hoy que 50 obras del legendario detective, publicadas por Arthur Conan Doyle antes de 1923, podrán utilizarse o hacer referencia sobre sus personajes libremente sin tener que pagar derechos a los herederos del escritor escocés. 
Reuters
16 junio 2014 18:9 Última actualización 16 junio 2014 18:16
El juez Richard Posner dijo que no había fundamentos para extender los derechos de autor estadounidenses más allá de su expiración. (Archivo)

El juez Richard Posner dijo que no había fundamentos para extender los derechos de autor estadounidenses más allá de su expiración. (Archivo)

Cincuenta obras sobre Sherlock Holmes publicadas por Arthur Conan Doyle antes de 1923 son ahora de dominio público, dictaminó este lunes un tribunal de apelaciones de Estados Unidos, que además dijo que pueden hacerse referencia a las mismas libremente sin tener que pagar derechos a los herederos del escritor escocés.

El Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de Estados Unidos en Chicago dijo que la legislación nacional de derechos de autor no abarcaba a trabajos previos que representaban al famoso detective, incluyendo referencias a Holmes, su compañero el Dr. Watson, su archienemigo el profesor Moriarty, su domicilio en 221-B Baker Street e incluso su consumo de cocaína.

En un escrito para un panel de tres magistrados, el juez Richard Posner dijo que no había fundamentos para extender los derechos de autor estadounidenses más allá de su expiración. Comentó que sólo las últimas 10 obras de Conan Doyle sobre Holmes, que fueron publicadas entre 1923 y 1927 y tienen derechos de propiedad intelectual que expiran después de 95 años, estaban sujetas a protección. Conan Doyle murió en 1930.

"Cuando una historia pasa a dominio público, los elementos todos -entre ellos personajes abarcados por el derecho de autor expirado- se vuelven válidos para autores posteriores", escribió Posner. Un fallo a favor de los herederos, dijo el juez, animaría a autores a escribir más historias con personajes antiguos. "El efecto sería desalentar la creatividad", indicó.

La decisión constituyó una victoria para Leslie Klinger, editor de The New Annotated Sherlock Holmes y otros libros sobre el detective. Klinger había pagado a los herederos derechos de licencia por 5 mil dólares por un trabajo previo, pero luego fue demandado tras haberse negado a pagar otra tarifa por un compendio de nuevas historias de Holmes que editó junto a Laurie King bajo el nombre de In the Company of Sherlock Holmes.

Su editorial, Pegasus Book, se negó a publicar la obra después de que la firma que agrupa a los herederos de Conan Doyle amenazó con detener las ventas en Amazon.com Inc y Barnes & Noble Inc a menos que recibiera otro pago.