AFTEROFFICE
deportes

Copa América Centenario, ambiente ideal para el Tri

Con sus mejores futbolistas y la ventaja de jugar en Estados Unidos, la Selección Mexicana de futbol busca reposicionarse como una de las mejores en el evento que conmemora los 100 años de la Copa América.
Alain Arenas
02 junio 2016 22:5 Última actualización 03 junio 2016 5:0
México jugará ante Uruguay, Jamaica y Venezuela el 5, 9 y 13 de junio, respectivamente. (Erick Retana)

México jugará ante Uruguay, Jamaica y Venezuela el 5, 9 y 13 de junio, respectivamente. (Erick Retana)

La última vez que México ganó un partido de Copa América fue el 14 de julio de 2007 en Caracas, Venezuela, cuando derrotó 3-1 a Uruguay (3-1) -su rival del próximo domingo en la edición Centenario- por el tercer lugar. Desde entonces, con dos participaciones más de por medio, Argentina 2011 y Chile 2015, la Selección no ha vuelto a festejar una victoria en la justa.

En 2011, la Concacaf le impuso una prohibición con la que no dejó participar a sus seleccionados mayores en la Copa América, por lo que Luis Fernando Tena, entrenador de ese conjunto, armó un plantel Sub-23 con cinco refuerzos mayores de edad para el torneo en Argentina. Para 2015, la confederación permitió a Miguel Herrera, técnico de ese equipo, que conformara una escuadra con un combinado de elementos que jugaban en Europa y futbolistas de la liga local. En ambos torneos, México quedó eliminado en fase de grupos y cumplió sus peores actuaciones desde que participó por primera ocasión en 1993.

“Estábamos conscientes de que no podíamos llevar a la Selección más fuerte a Chile porque teníamos otro torneo (Copa Oro). Será distinto enfrentar esta Copa América en Estados Unidos, porque puedes llevar nuevamente a tu equipo estelar”, explica el mismo Herrera.

Para este certamen, Juan Carlos Osorio, técnico del combinado nacional, cuenta con nueve futbolistas que juegan en Europa y 14 que participan en la Liga MX.

“La diferencia entre el plantel que fue en 1993 y el de ahora es que el actual cuenta con más futbolistas experimentados en el futbol de Europa. En el equipo del que fui parte, sólo jugaban en el extranjero Hugo Sánchez (Rayo Vallecano) y Luis García (Atlético de Madrid). De los futbolistas que están ahora muchos juegan en el Viejo Continente. Eso emparejará el nivel, porque la mayoría de las Selecciones rivales tienen a más de la mitad de su equipo en Europa”, menciona Miguel España, quien integró el equipo subcampeón en Ecuador 1993.

México jugará ante Uruguay, Jamaica y Venezuela el 5, 9 y 13 de junio, respectivamente. Los partidos se disputarán en Arizona, California y Texas, estados de la Unión Americana en la que viven 21 millones de mexicanos, según cifras de la Oficina del Censo de Población de Estados Unidos.

“Se tendrá la ventaja adicional de ser locales prácticamente en todos los partidos de la primera ronda. El equipo tiene una estructura firme desde hace años con jugadores con muchas convocatorias y otros que son jóvenes”, añade Herrera, quien como futbolista también participó en la Copa América de Ecuador.

México no ha perdido desde que Juan Carlos Osorio fue nombrado entrenador. Acumula siete encuentros ganados (cuatro de eliminatoria y tres amistosos), en los que tampoco ha recibido gol.

“Históricamente, el cuadro mexicano siempre ha sido complicado en este certamen, aunque hay rivales que serán difíciles de enfrentar. Argentina viene de ser subcampeón de la edición anterior y subcampeón del mundo. Brasil, a pesar de sus ausencias, no se puede descartar. Ecuador es líder de las eliminatorias de Conmebol y Chile, que es el campeón, ha jugado bien y el miércoles pasado puso en aprietos a México”, agrega España.

GENERA INCERTIDUMBRE
Por primera ocasión en la historia del certamen (45 ediciones) se disputará fuera de Sudamérica, con 16 equipos y dos de ellos, Panamá y Haití, como invitados debutantes.

Se caracterizará también por tener la ausencia de nueve futbolistas que disputaron el torneo el año pasado. Neymar, Kaká, Luiz Gustavo (Brasil); Jorge Valdivia, Matías Fernández (Chile); Felipe Caicedo (Ecuador), Pablo Zabaleta (Argentina), Óscar Murillo (Colombia), Christian Rodríguez y Luis Suárez (Uruguay), quien podría disputar la segunda ronda, serán las más representativas.