AFTEROFFICE
buena vida

Conozca un lugar de confort antes de volar

¿Su vuelo llega al DF a las 5 de la mañana y su junta de negocios es hasta las 10? ¿Su conexión se retrasó y tiene que esperar cuatro horas? Para que esto no le suceda, hay un resquicio junto al aeropuerto de la Ciudad de México donde podrá relajarse.
Myrna I. Martínez
24 agosto 2015 21:20 Última actualización 25 agosto 2015 5:0
Este espacio se puede rentar por unas cinco horas por sólo 29 dólares. Está diseñado para ser ocupado por cinco viajeros. (Cortesía)

Este espacio se puede rentar por unas cinco horas por sólo 29 dólares. Está diseñado para ser ocupado por cinco viajeros. (Cortesía)

Imagine cualquier escenario: su vuelo llega a la Ciudad de México a las cinco de la mañana y su junta de negocios es hasta las 10, o su conexión se retrasó y tiene que esperar cuatro horas picándose los ojos, sin Internet y viendo la pantalla de vuelos mientras está sentado en una incómoda silla. Estar varado en el aeropuerto durante horas puede ser demasiado engorroso o aburrido.

Una solución para matar el tiempo, descansar o darse un regaderazo es el Hotel Marriot Courtyard, ubicado sobre la calle de Sinaloa, pero que cuenta con un puente que conecta con el interior del aeropuerto.

Al cruzar empieza la experiencia de estar en un espacio de descanso, alejado del ruido de los aviones (la construcción es a prueba de ruido) y de todo el barullo causado por el ir y venir de la gente con sus maletas.

Aquí se puede rentar una habitación estándar o una suite (con antecomedor y tina) si su vuelo es al día siguiente; pero si tiene menos tiempo puede disponer del Travelers Lounge, único en su tipo en la ciudad.

Este espacio se puede rentar por unas cinco horas por sólo 29 dólares. Está diseñado para ser ocupado por cinco viajeros, cada uno con su baño propio con regadera, locker y una sala común de descanso con televisión e Internet. Además se puede disponer de otros servicios del hotel como el gimnasio.

Este Marriot, ganador en 2014 del mejor Courtyard de la cadena, fue construido hace tres años para apoyar a los viajeros, gente de negocios o incluso para hotel de vacaciones.

Tiene variados espacios abiertos, desde salas de televisión (donde además puede pedir un Xbox para jugar), business center, una biblioteca y en la parte de abajo se despliega un sky garden que simula una amplia plaza al aire libre, con mesas, bancas, una fuente y un carrito de snacks.

El hotel cuenta con room service 24 horas y desde las cinco de la mañana hasta medio día ofrece buffet, ideal para los que viajan temprano, y posteriormente servicio de restaurante a la carta con cortes de carne premium, pastas, ensaladas y otros platillos, entre ellos la famosa hamburguesa de la casa creada por el fundador de la cadena.

El restaurante incluye cuatro gabinetes media pots, cada uno con una televisión individual, y a partir de las cinco de la tarde empieza el servicio de bar.

Para que no esté con la preocupación o el estrés de perder el vuelo, también hay pantallas conectadas con el aeropuerto con toda la información de llegadas y salidas.

Si necesita hacer una junta de negocios ofrece siete salones –con capacidad para 25, 50, 70 o 150 personas- con coffee break, pantallas, Internet y las conexiones necesarias para hacer presentaciones o conferencias telefónicas.

Existen diversos paquetes familiares a precios accesibles y con buffet incluido. Así que si vive en la capital y tiene un vuelo de madrugada, también es una alternativa para pasar la noche ahí, sin tener que desmañanarse y salir corriendo sin desayunar para llegar al aeropuerto.

Marriot Courtyard Aeropuerto de la Ciudad de México
Sinaloa 31, Peñón de los Baños
Reservaciones: 4631-4000
Paquetes para dos adultos y un menor, con buffet, desde 199 dólares la noche.