AFTEROFFICE
CULTURAS

Con un pie en la política, Rubén Blades cierra el FIC

Un gigante de la salsa. Eso es Rubén Blades, un panameño que entiende el mundo desde la cancha de la música y la política. Este domingo, "El Poeta de la Salsa" será el encargado de cerrar el 42 Festival Internacional Cervantino en Guanajuato. 
Rosario Reyes
24 octubre 2014 0:2 Última actualización 24 octubre 2014 5:0
Rubén Blades, duran el Tercer Festival Internacional de Salsa, en Boca del Río, Veracruz. (Cuartoscuro)

Rubén Blades, es uno de los gigantes de la salsa. (AP)acruz. (Cuartoscuro)

Entre la música y la política, Rubén Blades ha sido protagonista de la historia de América Latina durante más de 40 años. En 1994, el artista y abogado panameño buscó la presidencia de su país, 30 años después de la fundación del sello Fania, en Nueva York, donde, luego de trabajar como asistente, comenzó su carrera discográfica.

De 2004 a 2009, fue el Ministro de Cultura de Panamá y si bien no dejó sus actividades artísticas durante ese periodo, a partir de 2009 retomó con nuevo impulso su trabajo en el cine y la música (interpretó a Plutarco Elías Calles en la cinta Cristiada y se volvió a reunir con los miembros originales de su grupo Seis del solar, entre otros proyectos).

Rubén Blades
dio a conocer que se retirará de los escenarios musicales y los sets cinematográficos en 2016, y entre sus últimas presentaciones figura “un espectáculo imperdible”, según los organizadores: el concierto de clausura del 42 Festival Internacional Cervantino, este domingo a las 20:00 horas en la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato.

El pasado 14 de octubre, en respuesta al revuelo que causó el anuncio oficial de sus intenciones políticas en un programa de televisión, el artista panameño publicó en su página de Facebook un texto titulado Sobre el 2019, en el que confirma que su retiro artístico dará paso a una nueva carrera por la presidencia de Panamá.

Su decisión, explica el autor de Buscando América, se debe a que los candidatos de un sistema partidista “no tienen vocación de estructurar soluciones fundamentadas en una visión de país a largo plazo”, debido a que los periodos presidenciales son de cinco años. Además, llama la atención sobre la falta de confianza de los panameños en su sistema político, a causa de la corrupción.

El artista se defiende de los detractores que lo critican por ser músico y por radicar fuera de Panamá durante largos periodos. Argumenta que sus dos títulos en Leyes, uno de la Universidad Nacional de Panamá, Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, y el otro de Harvard Law Graduate School, también son parte de su formación profesional. Quienes olvidan que además de músico es abogado, dice, “quizás hubiesen preferido votar para presidente por un animador de televisión que nunca terminó su educación secundaria”.

Al tiempo que habla ampliamente de sus intenciones políticas, Blades confirma que continuará su carrera en la música y el cine durante el 2015 y el 2016.

Emblema de la salsa, ha experimentado con otros géneros y formas de distribución de su música. En 2002 grabó con el grupo de cuerdas Editus, Mundo, un álbum en cuya presentación escribió: “La Tierra no fue originalmente creada con divisiones políticas”, y en el que colaboran artistas de Argentina, Brasil, Costa Rica, Estados Unidos, México, Panamá y Puerto Rico. También, en 2009 lanzó para descarga digital Cantares del subdesarrollo, con Seis del solar.

Este año promueve un disco con temas de su repertorio en tiempo de tango, que le está dando la vuelta al mundo y ha acumulado dos nominaciones al Grammy Latino.