AFTEROFFICE
buena vida

Comprar las mejores marcas no sólo es cuestión de gusto

Un estudio llevado a cabo por investigadores de las universidades de Notre Dame, Kentucky y Penn State encontró que el uso de ropa de firmas conocidas puede proporcionar un notable efecto placebo que podría aumentar el rendimiento personal.
Bloomberg
18 febrero 2016 22:39 Última actualización 19 febrero 2016 5:0
Este no es el primer estudio que sugiere que empleados y jefes pueden apoyarse en los efectos del marketing para mejorar en su trabajo. (Cortesía)

Este no es el primer estudio que sugiere que empleados y jefes pueden apoyarse en los efectos del marketing para mejorar en su trabajo. (Cortesía)

Un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de las universidades de Notre Dame, Kentucky y Penn State encontró que el uso de ropa de firmas conocidas puede proporcionar un notable efecto placebo que podría aumentar el rendimiento personal.

Se encontró que simplemente con decirle a un grupo de golfistas que estaba usando un palo Nike en lugar de uno cualquiera, mejoró su juego en un 20 por ciento. Y este efecto no se limita a lo físico: un resultado similar se dio entre personas a quienes se les dijo que estaban utilizando tapones para los oídos de la marca 3M de alto rendimiento mientras realizaban una prueba de matemáticas. La mejora en el desempeño para esta parte del estudio fue también de 20 por ciento.

“Algunas personas tienen un traje especial que portan en presentaciones importantes, o se ponen ciertas mancuernillas para traerles suerte”, señala el doctor Frank Germann, profesor asistente de marketing de la escuela de Negocios Mendoza de la Universidad de Notre Dame que trabajó en el estudio.

Germann y sus colaboradores -Aaron Garvey, de la Universidad de Kentucky, y Lisa Bolton, de la Universidad de Penn State- dicen que las marcas tienen la capacidad de aumentar la confianza de los usuarios y aminoran la ansiedad al desenvolverse en una actividad. “Cuando piensa que tiene esa marca para mejorar su desempeño, tiene un aumento en el estado de su autoestima”, dice Germann.

Este no es el primer estudio que sugiere que empleados y jefes pueden apoyarse en los efectos del marketing para mejorar en su trabajo. En uno de 2008, publicado en el Journal of Marketing Research, los investigadores de la Universidad de Duke y la Universidad de Waterloo encontraron que la exposición a los logotipos en realidad puede hacer que las personas adquieran rasgos que podrían asociarse con la identidad corporativa de la marca. Por ejemplo, a los sujetos examinados a quienes se les pidió que completaran una tarea, lo hicieron con más creatividad al estar expuestos a una marca como Apple –que lleva años con la campaña Think Different- que a una como IBM. Del mismo modo, se encontró que la exposición a un logo de Disney Channel los llevó a comportarse con mayor honestidad que los que vieron uno de E! Entertainment.

Resultados similares se obtuvieron en un estudio del Boston College de 2011, publicado en la revista Journal of Consumer Psychology. El resultado dio que la exposición al logo de Red Bull llevó a los individuos analizados a actuar de forma más extrema. Los participantes tomaron un simulador de manejo en el que aparecía un vehículo tapizado con logotipos. Los que condujeron uno de Red Bull lo hicieron con más velocidad, potencia y tomando mayores riesgos que los que pilotaron un coche de Coca-Cola, Tropicana o Guinness.

El efecto placebo es real
. Y al igual que una pastilla de azúcar puede hacer que su dolor de cabeza mágicamente desaparezca, rodearse con marcas que tienen una connotación positiva en realidad puede aumentar su desenvolvimiento y creatividad.