AFTEROFFICE
deportes

Compleja sintonía de Chivas TV

La contratación de Chivas TV fue muy simple y rápida: registro de correo electrónico, clave, datos de la tarjeta de crédito y listo; disfrutar del partido, por lo menos en la primera transmisión del Guadalajara en la Liga MX, no tanto.
Axel Beissner
24 julio 2016 21:50 Última actualización 25 julio 2016 5:0
Falla. En una tableta, el juego no pudo reproducirse en pantalla completa sin que se cortara la señal. (Especial)

Falla. En una tableta, el juego no pudo reproducirse en pantalla completa sin que se cortara la señal. (Especial)

La contratación de Chivas TV fue muy simple y rápida: registro de correo electrónico, clave, datos de la tarjeta de crédito y listo; disfrutar del partido, por lo menos en la primera transmisión del Guadalajara en la Liga MX, no tanto.

Aún cumpliendo con los tips brindados por la cuenta oficial en Twitter (@SomosChivasTv), de desconectar otros dispositivos de la red inalámbrica a utilizar y tener una conexión de mínimo 5MB disponibles, los primeros minutos fueron complicados de ver.

Clic. Play. Comenzó el juego. Sin embargo, al poner la señal en pantalla completa en una tableta, la narración comenzaba a entrecortarse, no se diga la imagen. Además, imposible replicarla en la televisión.

Así, a pesar de la versión “minimalista”, las voces de Emilio Fernando Alonso y Adán Vega Barajas inmediatamente generaron un arraigo por su trayectoria, al igual que las de Javier El Zully Ledesma y Francisco Javier El Abuelo Cruz, invitados especiales para el enfrentamiento entre Guadalajara y Monterrey.

LO BUENO, LO MALO... Y LO MISMO
Fuera de tener que mirar a detalle (muy a detalle por el tamaño), desde el punto de vista técnico la imagen fue igual o mejor que la de cualquier televisora. El manejo de cámaras, la transición a las repeticiones con una elegante cortinilla con la imagen de las Chivas, el uso no sobresaturado de recursos tecnológicos (como la famosa Phantom), la ausencia de comerciales durante el juego (sólo se transmitieron algunos spots de los patrocinadores durante el medio tiempo) y no forzar a tener que escuchar obligadamente a un cronista por cada mitad, sino alternando el micrófono sin espacios fijos, fueron de lo más destacado.

Los contenidos previos al encuentro, motivacionales incluso como las tomas desde el vestidor del equipo antes de la salida de los jugadores, también cumplieron con su objetivo de generar arraigo entre los seguidores.

Respecto a la crónica, utilizar a dos personalidades emblemáticas del medio dio solvencia, pero restó novedad. Ambos comentaristas mantuvieron el mismo estilo que han utilizado a lo largo de su carrera, lo que provocó que no hubiera frescura. “No ha llegado el invitado”, “el jugador número 12”, “hicieron el esfuerzo” e “irse alegremente al ataque”, entre muchas otras, hicieron que la transmisión no “llegara a buen puerto”.

El calor del rebaño, enlace en vivo dentro del estadio con los aficionados, se salió, en apariencia, de control, ya que solamente mostró la euforia descontrolada de los aficionados por el triunfo (1-0), pero habrá que valorarla cuando el resultado no sea a favor.