AFTEROFFICE
buena vida

Comodidad y seguridad en dos ruedas

Los jeans que todo motociclista debe tener para evitar lesiones en los derrapones ya se encuentran en México. Uno de estos modelos fue probado por Dubanok Onoff en un viaje de 45 días durante los cuales recorrió 25 mil kilómetros.
Rosario Reyes
07 mayo 2017 20:43 Última actualización 08 mayo 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

Uno de estos modelos fue probado por el motociclista Dubanok Onoff en un viaje de 45 días durante los cuales recorrió 25 mil kilómetros. El trayecto fue de México a Alaska-México; rodó en lugares a 10 grados bajos cero y otros a 45 grados. Sus pantalones resistieron tanto las temperaturas extremas como las largas distancias.

Recientemente disponibles en México, los jeans Black Label Biker están diseñados para la comodidad y la protección del motociclista tanto urbano como de carretera. Dubanok es el embajador para América Latina de la marca colombiana de venta en Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa.

“En el motociclismo ya sea recreativo o profesional, las necesidades de ergonomía y de materiales son distintas a una prenda de uso común. En el caso de nuestra marca, las telas tienen un alto contenido de licra, lo cual permite una mayor comodidad, y el kevlar, un material también patentado por Dupont, te protege de las heridas por abrasión y de corte en caso de caída”.

Por ahora en México sólo están disponibles los pantalones, elaborados con cinco capas: mezclilla, kevlar, tricot -que hace que estos dos primeros materiales se fusionen-, una popelina de algodón y finalmente, un forro de mesh, que es una especie de malla que protege del sudor. En la parte interior, tiene refuerzos de kevlar en las rodillas, caderas y glúteos, que son las áreas de mayor contacto en caso de accidentes.

Black Label Biker
Disponibles en puntos de venta para motociclistas en la Ciudad de México, Morelia, Puebla, Guadalajara y próximamente en Monterrey. Más en www.blacklabelbiker.com.

En la parte superior de las rodillas tiene fuelles adicionales que permite que al ir flexionada, la prenda no se estire; en la cadera tiene otro fuelle, que evita que el pantalón se baje cuando el motociclista va sentado y ayuda a sostener la espalda baja, que normalmente se resiente cuando pasan muchas horas sobre la moto.

La firma lanzará el año entrante una línea para damas y en los meses próximos llegarán a México los modelos de chamarras con la misma tecnología.

“El 90 por ciento del mercado de motociclistas está conformado por hombres, pero las mujeres van tomando mayor relevancia”, comparte el viajero y empresario.

Los cinco modelos de jeans están disponibles en tallas de la 32 a la 40 y a un precio que va de los cuatro mil 390 a los cuatro mil 690 pesos. No requieren de un cuidado especial, para lavarlos, sólo hay que retirar las protecciones.

“Las chamarras se venderán a partir de julio, en alrededor de siete mil pesos. También, lanzaremos aquí un modelo de pantalón a prueba de agua, que ya se vende en Europa. Son prendas que salvan a los motociclistas de lesiones. Hace poco, un cliente derrapó 20 metros y no tuvo lastimaduras graves, el pantalón quedó raspado, pero él no sufrió ningún tipo de heridas por abrasión o de corte, ese el objetivo de la prenda”, concluye Dubanok, quien se prepara para su próxima ruta hacia Europa y Oriente Medio.