AFTEROFFICE
buena vida

Cómo sacar las mejores fotos bajo el mar

Si te apasiona la fotografía y eres buzo certificado, un experto en ambas materias te da tips que puedes usar en tu próxima inmersión y sesión fotográfica submarina. 
Bloomberg
25 enero 2017 12:36 Última actualización 28 enero 2017 4:55
peces

peces

Durante los últimos 15 años, Benjamin Lowy ha viajado a algunos de los lugares más peligrosos del planeta, tomando fotografías de conflictos en Iraq, Afganistán, Libia y Darfur. Pero un encargo de la New York Times Magazine sobre pesca ilegal dio a Lowy, buzo certificado desde que tenía 14 años de edad, la oportunidad de bucear otra vez después de muchos años. “Todo volvió a mí”, dijo.

Durante el verano pasado, Lowy salió a nadar con tiburones, tortugas, cocodrilos y morenas para documentar la vida marina en Jardines de la Reina, frente a las costas de Cuba.

No obstante, obtener esas fotos, “es una gran curva de aprendizaje”, dijo. “Las luces reaccionan de manera diferente bajo el agua que sobre tierra, tienes solamente 15 pies del espectro de luz, y el destello también es diferente. Tienes que sentir dónde está el sol, donde están las criaturas. Y la cantidad de control creativo es diferente. En realidad, no te quedas quieto bajo el agua porque siempre estás nadando o flotando. Y solamente tienes, digamos unos 45 minutos bajo el agua antes de que tengas que regresar a la superficie. Me gusta tratar de resolver eso”.

A continuación algunas de sus sugerencias:

1
Encontrar la profundidad ideal

 

foto

Para los aficionados, “no veo el objeto de tomar fotografías más allá de los 200 pies de profundidad”, dijo Lowy. “No pasamos de los 95 pies porque, más allá de eso, se vuelve un nivel de buceo muy técnico y altamente profesional”. ¿Cuál es su punto ideal? Cerca de 40 a 50 pies, tienes algo de luz desde arriba para poder trabajar, con mucha vida marina en esa profundidad. En los Jardines, los tiburones tienden a dar vueltas entre 50 y 80 pies de profundidad, pero eso puede cambiar, dependiendo del ambiente específico de buceo y de los seres que viven en el ecosistema.

1
Apuntar a blancos grandes

 

foto

“Me gustan los animales más grandes, los peces más grandes”, señaló. “Hay más trabajo que hacer. No he pasado mucho tiempo fotografiando seres más pequeños porque requieren un nivel diferente de paciencia.

Algunas personas regresan al mismo punto de inmersión 50 veces solo para lograr captar a la misma criatura en el mismo hábitat”.

1
Controlar las emociones

  

tiburones

Fotografiar a un tiburón bajo el agua no es muy diferente a documentar una zona de guerra. “Ser capaz de controlar tu miedo es uno de los aspectos necesarios, sin duda”, afirma Lowy.

“La primera vez que un gran tiburón blanco nadó hacia mí, indudablemente yo estaba temblando. Aún se siente un miedo primario cuando te enfrentas cara a cara con un predador que tiene seis veces tu tamaño. Siempre sentirás ese miedo, pero se trata más bien de no permitir que domine tus reacciones, ser capaz de comprender lo que estás sintiendo y aún así lograr hacer tu trabajo”.

1
Evitar la temporada de lluvias

 

foto

Pero, por sobre todo, la visibilidad es esencial. Las aguas más frías tienden a ser más transparentes, pero la temperatura es menos importante que el sedimento. “Lo que debes buscar es aguas limpias y cristalinas y que la luz del sol le dé a tu modelo. Intentar tomar fotografías después de que una tormenta ha agitado todo ese sedimento no es una buena idea”, dijo. “Toneladas de popó de peces tampoco es bueno”.

1
Invertir en una carcasa

 

buzo

Para muchas de las fotografías, Lowy usó una cámara Sony a7R II de 42 megapixeles, con un lente zoom 16x35 protegido por una carcasa de Nauticam, un fabricante de moldes de calidad superior.

La estructura sellada al vacío resiste la presión del agua y proporciona espacio alrededor de la cámara para manipularla. “Es una máquina increíblemente precisa”, señaló Lowy. Un sensor detecta hasta la humedad. Una advertencia: “La carcasa cuesta más que la cámara”, explicó Lowy. Para los aficionados a la fotografía más asequible, recomienda la carcasa Ikelite, las que también utiliza para algunas cámaras.

1
Medir el equipo para iluminación

 

tiburon

Cuando la gente ve el vientre de un pez, dice Lowy, se puede determinar cómo fue iluminado. “Con todas estas cámaras nuevas, se puede tomar fotografías de alta sensibilidad ISO y con el color correcto, pero aún se puede mirar los ojos o las escamas y ver si alguien usó luz estroboscópica”. Para las fotografías con flash, usó luz estroboscópica de Sea & Sea. “Se pueden usar luces de video, que producen luces constantemente, o luz estroboscópica”, indicó. “Yo usé ambas, dependiendo de si hacíamos video o imágenes”.

1
Reducir el equipo cuando sea necesario

 

foto

En aguas menos profundas, o cerca de vida marina más compacta como el tiburón ballena o las tortugas, Lowy señala que no quiere llevar una extensión aparte para iluminación, en lugar de eso prefiere una cámara de alta sensibilidad ISO como la Sony a7S II. “Cuando usas luces bajo el agua, es un aparato bastante grande, entonces si estás tratando de nadar, no es la mejor forma que hay”. No obstante, los aparatos incómodos sí tuvieron un beneficio: “Me veía como un pulpo mitad metal, así que supongo que no tenía mucha apariencia de alimento”.

1
Probar con el ojo de pez

 

ojo de pez

Lowy también usó dos ajustes de lente diferentes: uno era un lente 10x18, y el otro un lente de 20 milímetros con ojo de pez de 16mm que utilizó para hacer primer plano de los ataques a las presas. “Cuando tienes un gran angular enorme, no tienes que preocuparte por hacer acercamiento, puedes mantener tu apertura estable”, dijo. “Y la sensibilidad ISO es tan alta, que simplemente puedes hacer pre-enfoque”.