AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Cómo hacer los 4 nudos de corbata más populares

Aquí te presentamos los cuatro nudos de corbata más populares para distintas ocasiones, así como para los diferentes tipos de de rostro y cuello. 
Ruth Martín
08 abril 2014 22:30 Última actualización 09 abril 2014 16:3

 “Lo primero que un hombre debe hacer al elegir una corbata es atender a su color de piel y su complexión física. Las pieles más claras admiten unos tonos más vivos, mientras que las más oscuras encajan mejor con tonos más terrosos. La forma de la cara, el cuello y el torso no sólo van a determinar qué tipo de corbata ha de elegirse, también con qué tipo de cuello de camisa combina. Aquí no importan las tendencias”, explica Ubaldo Torres Aguilar, asesor de moda VIP del Club de Caballeros de Saks Fifth Avenue en Santa Fe.

Como puedes ver, elegir el color y el nudo de una corbata debe seguir ciertas reglas. Una vez entendidas éstas, puedes proceder a conocer cómo hacer los cuatro nudos más comunes....

1
El nudo Windsor

Se puede utilizar con los cuellos italiano y británico. Es uno de los más formales, de ahí que las corbatas pueden tener entre 7 y 8 cm de grosor y la entretela más fuerte, para obtener mayor rigidez y anchura en el acabado final.

¿Cómo anudar?

La parte más ancha se cruza sobre la más angosta, se da un giro y se pasa por encima del cuello. La idea es formar una especie de Y, por eso se hace un quiebre por encima del cuello y se ajusta.

Nudo Windsor
2
El nudo doble

Combina bien con los trajes de corte clásico en colores neutros como azules, negros y Oxford, el cuello italiano es el que lo hace lucir más. La llamada “sonrisa”, un ligero fruncido al ajustar el nudo, es un plus en esta versión. Es el adecuado en caballeros de rostro fino y cuello alargado, porque estiliza la imagen.

¿Cómo anudar?

Se hace un quiebre con la parte ancha de la corbata, cruzando en dirección hacia arriba. Un giro cubre el nudo y se pasa por detrás.

Nudo Doble
3
El nudo simple

Es el más fácil y trendy. Lo ideal es combinarlo con un cuello derivado del italiano, pero más cerrado y corto. Elección perfecta para quienes tienen un cuello más grueso. El truco es no elegir una corbata demasiado estrecha que dé lugar a un nudo minúsculo, porque perderá equilibrio.

¿Cómo anudar?

Se cruza la parte ancha sobre la más angosta, se da una vuelta, un pequeño giro y se pasa por encima del cuello de la misma corbata.

Nudo Simple
4
Nudo mariposa

Hace varias temporadas que irrumpió con fuerza en el guardarropa masculino. Difícil de anudar, lo fácil es elegir las piezas ya preparadas para añadir al outfit.

Nudo Mariposa