AFTEROFFICE
buena vida

Como en casa: el concepto de relax

Alejados del bullicio de las ciudades, existen varios hoteles boutique en México, donde seguro encontrará el descanso que desea. Además de ofrecerle un servicio personalizado, le brinda una alternativa de vivir grandes experiencias a través de pequeños detalles.
Carlos Zulbarán
23 octubre 2014 21:56 Última actualización 24 octubre 2014 5:0
Para ser boutique, el hotel no debe tener más de 100 cuartos. (Cortesía)

Para ser boutique, el hotel no debe tener más de 100 cuartos. (Cortesía)

Si está en busca de un entorno íntimo lejos del caos citadino, donde pueda vivir una segunda luna de miel con su pareja, olvídese de las excentricidades de las grandes cadenas de hoteles. Lo que usted necesita es un lugar acogedor con un concepto original y que tenga como entorno paisajes naturales o rutas históricas en las cuales pueda perderse en el paso del tiempo.

Estas características son propias de los hoteles boutiques, que están listos para, además de ofrecerle un servicio personalizado, brindarle una alternativa de vivir grandes experiencias a través de pequeños detalles.

ESPÍRITU COLONIAL
Hotel Museo Palacio de San Agustín
. Ubicado en el centro histórico de la ciudad de San Luis Potosí, este recinto es una casona del Siglo XVII que cuenta con 18 suites aderezadas con ropa de cama de algodón egipcio. El edificio combina el arte y la historia de bóvedas, vitrales, techos pintados a mano y mobiliario de estilos Luis XV, Luis XVI, Napoleón III, Enrique II y victoriano, que dan como resultado elegancia y refinamiento.

El hotel alberga un museo y una biblioteca restaurante con una Cava exclusiva para alojarlo en un ambiente íntimo. Su descanso no estaría completo sin amplias terrazas y un spa que lo espera para olvidarse del estrés.

EN LA NATURALEZA
San Bernardo Hotel & Spa en la
 Montaña. A seis minutos de Tapalpa, pueblo mágico en la sierra de Jalisco, se encuentra el hotel que lo impresionará por la vista al lago y el bosque que rodea a las 11 habitaciones: cuatro de ellas con jacuzzi, dos con terraza y vista a la laguna, y cinco más con vista al bosque.

Encontrará una arquitectura contemporánea con materiales de la región. Admire la granja de patos y disfrute de una gastronomía que cambia según la época del año y se cocina con alimentos de su propia hortaliza. En la zona de Tapalpa puede realizar actividades como rapel, cabalgatas y visitas guiadas al salto del nogal. Para finalizar, consiéntase en el Lavanda Spa con piscina de hidroterapia.

Entre sábanas y olas
Jashita Hotel.
Bienvenidos al paraíso de Tulum, Quintana Roo, donde estará rodeado por la naturaleza caribeña de la bahía color turquesa de Soliman. Si su idea es pasar un fin de semana de romance con su pareja, las suites Cleopatra y Nefertiti cuentan con vista al mar, sala de estar, terraza privada y una botella de Prosecco italiano esperándolo.

Pero si a su nido de amor no le es suficiente, puede reservar la lujosa Master Suite Aphrodite, construida en dos pisos frente al mar, con terraza grande privada y una parcial con alberca y sillones.

Bañarse en otras aguas
Viceroy Zihuatanejo. Las costas del Pacífico lo esperan en playa La Ropa. Se hospedará en chozas estilo adobe que resguardan habitaciones con balcones y vistas a los jardines. La suite de lujo ofrece terrazas privadas con piscinas voladas y vistas al océano. Es ideal para parejas y grupos. Visite los dos restaurantes gourmet con gastronomía de la región, mexicana y mediterránea, y finalice su descanso con un masaje y tratamientos dentro de un ambiente tropical.