AFTEROFFICE
deportes

Comienza el juego previo al Super Bowl

Richard Sherman, jugador de los Halcones Marinos, continuó con la polémica en torno a los balones desinflados en la final de la Conferencia Americana al declarar que no cree que los Patriotas sean castigados, especialmente por la relación entre el dueño del equipo y el comisionado de la NFL.
Redacción
25 enero 2015 23:27 Última actualización 26 enero 2015 5:0
Richard Sherman, jugador de los Halcones Marinos, continuó con la polémica en torno a los balones desinflados. (AP)

Richard Sherman, jugador de los Halcones Marinos, continuó con la polémica en torno a los balones desinflados. (AP)

De cara a la disputa del Super Bowl XLIX entre Nueva Inglaterra y Seattle, el ambiente comienza a calentarse. A su llegada a Arizona, sede del encuentro, Richard Sherman, jugador de los Halcones Marinos, continuó con la polémica en torno a los balones desinflados en la final de la Conferencia Americana al declarar que no cree que los Patriotas sean castigados, especialmente por la relación entre el dueño del equipo y el comisionado de la NFL.

“Eso no ocurrirá mientras Robert Kraft y Roger Goodell se sigan tomando fotos en sus visitas respectivas a casa del otro”, expresó el esquinero.

Por otra parte, será hasta hoy después de mediodía que el conjunto de Massachusetts arribe a Phoenix, antes de que una nevada les impida el viaje. Sin embargo, primero asistirán a una ceremonia organizada por el ayuntamiento para que los fanáticos les deseen buena suerte.

Asimismo, se dieron a conocer algunos otros detalles previos al arranque del juego que definirá al próximo campeón del futbol americano estadounidense. Al ser local, Seattle tendrá preferencia para elegir si utiliza jersey de color o blanco; cada integrante del plantel vencedor recibirá 97 mil dólares, mientras que los perdedores sólo 49 mil; se seleccionará a siete árbitros y cinco suplentes, los cuales serán designados por el despacho del comisionado.