AFTEROFFICE
culturas

Comedia romántica ayuda a superar trauma de crisis española

Con más de 225 mil ejemplares vendidos, la autora Megan Maxwell presenta en México su última novela "Melocotón loco" que relata el romance entre una fotógrafa y un bombero.
Ma. del Refugio Melchor S.
14 octubre 2014 21:18 Última actualización 14 octubre 2014 21:23
El efecto de las novelas de Megan Maxwell ha sido tan grande, que varias mujeres han decidido inmortalizar sus obras en sus cuerpos. (Cortesía)

El efecto de las novelas de Megan Maxwell ha sido tan grande, que varias mujeres han decidido inmortalizar sus obras en sus cuerpos. (Cortesía)

Tardó 12 años en entrar a la escena literaria; antes trabajaba como secretaria, pero afirma que sus historias son producto entero de su imaginación. Sus novelas románticas ayudaron a los españoles a superar el trauma de la crisis económica y ahora llega al continente americano para emprender nuevas conquistas.

Bajo el seudónimo de Megan Maxwell, que combina el nombre de su primera protagonista y el cantante que le inspira, su éxito ha sido inmediato. Tan sólo de su trilogía Pídeme lo que quieras vendió más de 225 mil ejemplares en España. El amor le ha permitido a una generación superar los estragos de una severa crisis financiera.

“Por lo menos, cuando lo lees sonríes y dejas de pensar un poquito en la cantidad de agobios que tenemos muchísimos españoles con el tema de la crisis”, sostiene la escritora. Su última novela, Melocotón loco, editada por Planeta, relata el complicado romance entre una fotógrafa británica (Ana) y un bombero español (Rodrigo), personajes entrañables que en algún momento podrían llegar a la pantalla grande.

El efecto de las novelas de Megan Maxwell ha sido tan grande, que varias mujeres han decidido inmortalizar sus obras en sus cuerpos. “Es alucinante el poder que tienen mis novelas para que muchas mujeres estén tatuándose los nombres de mis libros y todo eso”.

El romance tiene gran público en una época en que cualquier tópico relacionado al sexo se encuentra a un clic de distancia. Megan Maxwell sabe muy bien cómo vender sus historias, construyendo personajes ficticios que serían el sueño de cualquiera. La han llegado a comparar con la británica E. L. James, autora de los best sellers Cincuenta Sombras de Grey, situación que no le incomoda. “No hay ningún problema pero me gustaría más que me llamaran la Maxwell española”.

Lo importante es que sus guerreros y guerreras siempre se mueven por el mejor sentimiento del mundo. “El amor es una cosa que nunca pasa de moda, todos nos hemos enamorado aunque no seamos correspondidos, me gusta muchísimo escribir sobre ello porque todos hemos sentido el desengaño, la felicidad, el desamor”.