AFTEROFFICE
deportes

Claudio Ranieri... el mejor de ayer, hoy en crisis

El entrenador del Leicester City recibe el último reconocimiento a la gran temporada pasada en la que el club levantó el título de la Premier League. Sin embargo, ahora debe evitar que el equipo descienda.
Alain Arenas
09 enero 2017 20:34 Última actualización 10 enero 2017 5:0
Gracias al inédito campeonato del Leicester, Claudio Ranieri fue nombrado el Mejor entrenador de 2016. (Alejandro Gómez)

Gracias al inédito campeonato del Leicester, Claudio Ranieri fue nombrado el Mejor entrenador de 2016. (Alejandro Gómez)

El nombramiento de Claudio Ranieri como el mejor entrenador del mundo en 2016 -otorgado ayer por la FIFA en la gala de los premios The Best- fue el último reconocimiento cosechado gracias al inédito título de la Premier League que conquistó el Leicester City la campaña anterior. El club ocupa actualmente el décimo quinto puesto del torneo inglés, a seis puntos de diferencia de los equipos que están en zona de descenso.

A principios de la temporada, Ranieri sufrió la baja de N’Golo Kanté, mediocampista de contención que se fue al Chelsea y que jugó 37 de 38 partidos con los Foxes en 2015-16. En su lugar llegó Nampalys Mendy -por 15.5 millones de euros-, quien se convirtió en el cuarto fichaje más caro en la historia del Leicester City.

Pero el francés no rindió lo esperado. Apenas ha disputado dos partidos (uno como titular) desde su arribo. Su bajo nivel obligó a que Ranieri a probar hasta tres jugadores diferentes en la posición (Andy King, Danny Drinkwater y Daniel Amartey), pero ninguno pudo adueñarse de la titularidad.

La inestabilidad en el mediocampo no sólo se presentó en la contención, también en los extremos. En el año del campeonato, el inglés Marc Albrighton, por derecha, y el argelino Riyad Mahrez, por izquierda, se adueñaron de esas posiciones. Para la jornada 20 2015-16 habían participado en 19 encuentros y aportado, juntos, 14 goles y 13 asistencias. En la presente temporada, el africano mantuvo la regularidad en el 11 inicial, pero el británico faltó a cinco juegos. Entre ambos registran tres tantos y cuatro pases para gol.

La productividad en la delantera es otro factor que mantiene al equipo en la parte baja de la liga. Islam Slimani (5), Ahemd Musa (2), Shinji Okazaki (2), Leonardo Ulloa (1) y Jamie Vardy (5) suman 15 goles en lo que va del año. Pero el anterior llevaban 20 tantos, 15 de estos conseguidos por Vardy, quien rompió el récord de goles anotados en partidos consecutivos en la Premier League.

La inversión en fichajes que realizó Vichai Sricaddhanaprabha, dueño del club, tampoco rindió resultados positivos. Gastó 73.5 millones de euros y ninguno de los seis refuerzos se convirtieron en titulares. En el caso del polaco Bartosz Kapustka ni siquiera ha debutado con el primer equipo. Tuvo una lesión de tobillo en noviembre, se recuperó y se mantiene en actividad con el plantel Sub-23.

La caída del Leicester City se debe también al repunte del Chelsea, Liverpool, Manchester City, Arsenal y Manchester United. En la fecha 20 de la temporada pasada, sólo los Gunners y los Citizens superaban los 39 puntos.

El panorama no luce alentador para el ataque que dirige Ranieri, debido a que Slimani y Mahrez no estarán disponibles, porque participarán en la Copa Africana de Naciones que se realizará del 14 de enero al 5 de febrero en Gabón. Por lo menos se perderán los siguientes tres partidos (Chelsea, Southampton y Burnley) y podrían ausentarse más si su Selección llega a la segunda fase del torneo.

ASPECTOS POSITIVOS
Pese al mal momento que pasan en el torneo local y la eliminación en la Copa de la Liga, los Foxes se mantienen con vida en la FA Cup y en la Champions League. En el certamen continental sólo perdieron un partido en la fase de grupos (5-0 en casa del Porto), en el que presentaron una alineación alternativa. En octavos de final jugarán contra el Sevilla y tendrán la ventaja de recibir el partido de vuelta en casa.

En el mercado invernal, ficharon por 17.6 mde, al nigeriano Onyinye Ndidi, quien se desempeña como medio de contención. “Buscamos que nos pueda dar seguridad, queremos que rote el balón y que lo recupere cuando los rivales estén en nuestro campo, tal y como lo hacía Kante”, expresó Ranieri el en la presentación del jugador.

Con la llegada del africano, el Leicester buscará afianzar su plantel para mantener la categoría en las 18 jornadas que restan en la Premier League.