AFTEROFFICE
culturas

Cien mil años de historia sudafricana

La historia de Sudáfrica y el arte se fusionan en una exposición que narra 100 mil años de herencia cultural a través de objetos arqueológicos y de arte contemporáneo, en el Museo Británico, en Londres.
Notimex
26 octubre 2016 21:46 Última actualización 27 octubre 2016 5:0
Es el tiempo en que está datada la piedra Makapansgat, que se exhibe en el Museo Británico. (Especial)

Es el tiempo en que está datada la piedra Makapansgat, que se exhibe en el Museo Británico. (Especial)

La historia de Sudáfrica y el arte se fusionan en una exposición que narra 100 mil años de herencia cultural a través de objetos arqueológicos y de arte contemporáneo, en el Museo Británico, en Londres.

Una de las piezas más antiguas es la piedra Makapansgat, que emula una cara humana en ambos lados y que data de hace 3 millones de años. La obra fue encontrada a unos kilómetros de una cueva que contenía restos del Australopithecus Africanus, la primera especie clasificada como humana.

El curador de la muestra, John Giblin, explica en entrevista que uno de los objetos de arte más interesantes es un collar de cuentas pintadas en color terracota hallada en la cueva de Blombos. “Se cree es uno de los primeros objetos decorativos hechos por el hombre”, precisa el comisario.

La exposición Sudáfrica: el arte de una nación presenta 200 objetos que abarcan expresiones artísticas milenarias, los primeros asentamientos europeos en el siglo XV, la llegada de los holandeses en 1652 y la segregación racial conocida como apartheid, que permaneció hasta los años 90.

Por primera vez un conjunto de figuras de oro, un rinoceronte, una vaca y un gato salvaje de Mapungubwe (1220 d.C.), consideradas las esculturas más importantes de África salen de Sudáfrica para presentarse en esta ciudad, mientras que en la sala dedicada al arte producido durante la segregación racial, muestra posters y pinturas que representan el racismo, la pobreza y la desigualdad social del apartheid.

La exposición, que abre sus puertas hoy, contiene piezas modernas como un auto de lujo decorado por la artista sudafricana de 81 años, Esther Mahlangu, que se ubica en el atrio central del museo, que es la principal atracción turística del Reino Unido.