AFTEROFFICE

Chetumal cumple 115 años de existencia

12 febrero 2014 4:42 Última actualización 04 mayo 2013 12:52

[Cuartoscuro] Fue fundada en el año de 1898 por el marino Othon Pompeyo Blanco Núñez de Cáceres. 


 
Notimex

Chetumal.- Conocida como "La Cuna del Mestizaje" y último paso fronterizo de la Península de Yucatán hacia Centroamérica, Chetumal cumplirá este 5 de mayo 115 años de haber sido fundada para convertirse, tiempo después, en la capital del estado más joven de México: Quintana Roo.
 
Fundada en el año de 1898 por el marino Othon Pompeyo Blanco Núñez de Cáceres, quien llegó a las costas de la entidad, para quitarle el poder del territorio a los mayas autóctonos que se oponían al control mexicano.
 
Esta localidad tuvo como primera denominación la de Payo Obispo, procedente, según las interpretaciones de la época de un Virrey y obispo de la dominación española.
 
Dicho personaje fue Fray Payo Enríquez de Rivera, quien fuera también Obispo de México y en cuya memoria esta ciudad fue fundada aquel 5 de mayo de 1898, luego de que el marino tamaulipeco llegase desde Nueva Orleans en una embarcación, financiada por el gobierno de Porfirio Díaz para implantar el dominio mexicano en esa inhóspita zona.
 
Con el apoyo de antiguos descendientes de mexicanos que huyeron hacia lo que hoy es conocido como Belice, para protegerse de los tribus mayas que los replegaron para mantener el control de su asentamiento natal, Blanco Núñez de Cáceres fue tomando posiciones en suelo firme, para fundar la nueva comunidad como Payo Obispo.
 
Luego, tras decenios de indefinición, de ser declarada territorio, de quedar con dominio intermitente de Yucatán y Campeche, el entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río le dio de nuevo autonomía federal a Quintana Roo, propiciando además un cambio en la denominación religiosa de poblados.
 
Así, el gobernador del entonces territorio de Quintana Roo, Rafael Melgar dispuso el 16 de febrero del año de 1937, el cambio del nombre de Payo Obispo a Chetumal, que ya en el 8 de octubre de 1974, por mandato del entonces presidente, Luis Echeverría Alvarez sería la capital del emergente estado de Quintana Roo, el más reciente del país junto con Baja California Sur.
 
De esa manera, este territorio volvió a ser llamado de acuerdo con la costumbre autóctona que desde antes de la ocupación española era conocido como Chactemal, que en maya significa "territorio de los árboles rojos" por la abundancia arbórea de especímenes vegetales de los que se podía extraer tinte y chicle.
 
La historia antigua de esta población, la refiere como sitio de pugnas entre mayas, españoles y mestizos, y de manera destacada como el punto en el que se dio el primer registro de mestizaje entre el marino español Gonzalo Guerrero y Zazil Ha, hija del gran cacique Nachan Can.
 
La pareja tuvo varios hijos que fueron resultado de ambas culturas y conocidos como los primeros mestizos de la zona a la que el español se adaptó, al grado de convertirse en un jefe militar y hombre de confianza del cacique.
 
Hoy día, Chetumal es aún una muy pequeña urbe de menos de 200 mil personas, la más importante del sur del estado y sede del gobierno estatal, aunque lejos de las grandes inversiones, las más grandes del país y Latinoamérica en el rubro turístico, que se encuentran al norte, en Cancún y la Riviera Maya.
 
Su situación geográfica de bahía, la ha vuelto susceptible de fenómenos naturales como tormentas y ciclones, el peor de ellos "Inés" que en 1955 virtualmente acabó con la localidad, construida eminentemente con casas de madera, a la manera de Belice y que no soportaron el embate de los vientos y la irrupción del mar.
 
"Inés", junto con "Wilma" (2005) y Gilberto (1988) han sido los peores desastres en la historia de la entidad más joven de México.
 
Entre los personajes más conocidos nacidos en Chetumal figuran, el escritor Juan Domingo Argüelles y la cantante Astrid Hadad.
 
Además, el ex gobernador Mario Villanueva, actualmente recluido en una cárcel neoyorquina y a la espera en unos días más de una nueva vista al caso, que lo mantiene preso en ese país por nexos con el narcotráfico e introducción de dinero ilícito a esa nación durante su gobierno (1993-1999).
 
Un hijo suyo, Carlos Mario Villanueva Tenorio, es, por cierto, alcalde de esta ciudad y del municipio que lleva el nombre de Othon P. Blanco, el marino que contribuyó a arrebatarla del dominio maya.