AFTEROFFICE
buena vida

Champaña, el toque mágico en tu cena de Año Nuevo

No hay nada más triste que tirar los restos de la botella de champaña el día después de Año Nuevo, así que no lo haga. Use el sobrante como ingrediente para darle un sabor especial a algunos platillos.
Reuters
30 diciembre 2015 21:6 Última actualización 31 diciembre 2015 5:0
Use el espumoso en un par de platos sencillos y comience el 2016 con una explosión de creatividad en la cocina. (Cortesía)

Use el espumoso en un par de platos sencillos y comience el 2016 con una explosión de creatividad en la cocina. (Cortesía)

No hay nada más triste que tirar los restos de la botella de champaña el día después de Año Nuevo, así que no lo haga. Si olvidó colocar el corcho al sobrante y refrigerarlo, use el espumoso en un par de platos sencillos y comience el 2016 con una explosión de creatividad en la cocina. Lo consolará saber que este destacado protagonista de las fiestas navideñas no se desperdiciará.

La champaña y los vinos espumosos pierden sus burbujas a diferente velocidad y según varios factores. Para el primero, cuanto más cálido sea el ambiente, más rápido soltará las burbujas de dióxido de carbono y perderá efervescencia. Para los segundos, casi siempre difieren en el grado de carbonatación, pero una vez que haya determinado que perdió la espuma, hay un sinfín de opciones para seguir disfrutando su sabor.

La champaña le agrega cuerpo a las marinadas, le añade matices sutiles a su plato favorito de risotto y le da dulzor a la sopa. Sin su espuma, ha perdido esa efervescencia que la hace atractiva y probablemente pierde sabor para beberla sola, pero es igual de versátil y una adición encantadora a algunos alimentos. En realidad, cualquier receta que lleve vino blanco puede hacerse con un poco de champaña sin espuma; sin embargo, puede mantener cierto toque de dulzor, así que tome eso en cuenta a la hora de elegir cómo usarla.

Si tiene una botella que lleva una semana en el refrigerador, puede utilizar lo que queda para darle un verdadero giro a sus platos cotidianos (como en la receta de cangrejo y risotto), o simplemente una pequeña dosis de sorpresa (como en las tostadas francesas con champaña). Todo lo que necesita es entre un cuarto o media taza de espumoso sobrante para cocinar.

Aquí le damos algunas ideas para probar una vez que su champaña perdió la efervescencia.

1
Risotto de limón con cangrejo

Ponga en una sartén cuatro tazas de caldo de pollo y caliente a fuego medio. En otra cacerola sofría 1/4 de taza de cebolla chalote en 2 cucharadas de mantequilla, hasta que estén translúcidas. Agregue 2 tazas de arroz Arborio y 1/4 de taza de champaña sobrante, removiendo constantemente. Revuelva hasta que el líquido se haya evaporado. Añada caldo caliente y no deje de remover hasta que el arroz esté en su punto. Cuando haya incorporado todo el caldo, añada 1 cucharada de mantequilla sin sal y el jugo y la cáscara de 1 limón. Agregue 1/4 de taza de queso parmesano si lo desea. Justo antes de servir, agregue 8 onzas de carne de cangrejo. Adorne con hojuelas de pimienta y hojas frescas de menta.

Risotto de limón
2
Almíbar

En una cacerola mezcle 1 taza de champaña sobrante con 1/3 de taza de azúcar y media taza de agua. Añada la ralladura de un limón más 2 cucharadas de jugo de limón fresco. Agregue una rama de canela. Una vez que hierva baje el fuego y cocine a fuego lento, removiendo con frecuencia durante unos 5 minutos, o hasta que todo el azúcar se haya disuelto. Retire del fuego y deje enfriar durante media hora. Viértalo sobre su pastel favorito, fruta de temporada o frambuesas.

Almíbar
3
Lenguado escalfado

En una sartén grande antiadherente sofría una cebolla picada en 1 cucharada de aceite de oliva hasta que esté suave. Añada 1 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de ralladura de limón y un diente de ajo finamente picado. Coloque el pescado sobre las cebollas. Añada tomate picado y perejil sobre el pescado, luego vierta 1/4 de taza de champaña sobrante alrededor del lenguado. Cubra con papel aluminio y cocine a fuego medio por 8 a 10 minutos, o hasta que las escamas se desprendan.

Lenguado escalfado
4
Aderezo para ensalada

Mezcle media taza de aceite de oliva extra virgen de sabor suave con 1/4 de taza de champaña, 1/4 de taza de vinagre de vino blanco y una pizca de azúcar. Añada sal y pimienta recién molida al gusto.

Aderezo para ensalada
5
Tostadas francesas

Use su pan francés favorito (le recomendamos pan Jalá del día anterior) cortado en rodajas de 2.5 centímetros de grosor. Mezcle cuatro huevos grandes a temperatura ambiente con 1/2 taza de leche y crema a partes iguales (o media crema), 1/4 de taza de champaña, una cucharadita de azúcar y una pizca de sal marina. Remoje el pan en la mezcla por un minuto y luego fría cada cara en mantequilla caliente espumosa hasta que estén doradas.

Tostadas francesas
6
Adobo para salmón

Añada 1/4 de taza de champaña a 1/3 de taza de aceite de oliva. Mezcle media cucharadita de mostaza en polvo con media cucharadita de hojas secas de albahaca y 1/4 de cucharadita de tomillo y una pizca de sal y pimienta. Marine su pescado favorito en el adobo durante al menos dos horas y siga untándoselo mientras lo cocina a la parrilla.

Adobo para salmón
7
Sopa

En una cacerola mediana ponga a hervir cuatro tazas de caldo de verduras con cinco peras Anjou picaditas y sin piel. Cocine hasta que las peras estén tiernas, unos 10 minutos. Licúe con cuidado la sopa hasta que quede suave en un procesador de alimentos o con una batidora de inmersión. En otro contenedor mezcle la ralladura y el jugo de un limón y una taza de champaña, agregue esto a la sopa y revuelva hasta que esté suave. Condimente con sal y pimienta al gusto.

Sopa