AFTEROFFICE
deportes

Chambers Bay, sede del US Open de golf, estilo europeo

El mejor campo público de golf en Estados Unidos se ubica en Washington, se llama Chambers Bay y será sede de la edición 115 del US Open, el segundo Major de la temporada que beneficiará a los jugadores europeos por su trazado.
Ma. del Refugio Melchor S.
17 junio 2015 22:10 Última actualización 18 junio 2015 5:0
Grandes golfistas se han consagrado en territorio estadounidense. (AP)

Grandes golfistas se han consagrado en territorio estadounidense. (AP)

El mejor campo público de golf en Estados Unidos se ubica en Washington, se llama Chambers Bay y será sede de la edición 115 del US Open, el segundo Major de la temporada que beneficiará a los jugadores europeos por su trazado.

A pesar de que los estadounidenses han ganado en casa en 80 ocasiones, en la última década sólo han podido coronarse tres: Webb Simpson (2012), Lucas Glober (2009) y Tiger Woods (2008).

“Es difícil marcar un favorito por el alto grado de dificultad del campo. Por primera vez se va a jugar en Washington en un campo tipo link, similar a los de Escocia que no tienen árboles, pero cuentan con greens rápidos y fairways angostos”, señala Francisco Lavat, ex vicepresidente de la Federación Mexicana de Golf y actual presidente del único circuito profesional de golf en México.

El norirlandés Rory McIlroy, actual número uno del mundo y ganador del US Open en 2011, encabezará el grupo de salida que también integra el campeón defensor, el alemán Martin Kaymer, y el surcoreano Gunn Yang.

Mcllroy es uno de los fuertes candidatos al título, junto con Jordan Spieth (vencedor del Masters de Augusta), Ricky Fowler, Martin Kaymer y Dustin Johnson, “que tiene como virtud pegarle fuerte a la pelota”, afirma Lavat, quien ha asistido a las últimas 29 ediciones del certamen.

La decisión de jugar en un campo público (demasiado seco y duro en este momento, según varios jugadores) fue perfectamente planeada, asegura Rafael Quiroz, director de la edición mexicana de la revista Golf Digest. “Es uno de los campos más difíciles, no ha sido sede de un torneo importante. Como no hay árboles, esto hace que entre el viento por todos lados del campo; es una incógnita, es un campo en el que nadie sabe qué va a pasar, qué se puede tirar. No hay ningún parámetro”.

Los 60 mil aficionados que asistirán al US Open apoyarán a los locales, aunque tienen un favorito sentimental, el zurdo Phil Mickelson, quien acaba de cumplir 45 años.

“Mickelson ha sido seis veces segundo lugar del US Open, nunca lo ha podido ganar; por su edad es una de sus últimas oportunidades. Si el hombre trae buen aproach y putts, pudiera ser un candidato. Si lo consigue será el sexto jugador en ganar todos los Majors”, agrega Lavat.

La mitad del top 10 de la clasificación mundial es dominada por estadounidenses: Jordan Spieth (2), Jim Furyk (3), Bubba Watson (4), Dustin Johnson (7) y Rickie Fowler (9). Su éxito es lógico si se toma en cuenta que en Estados Unidos hay 846 campos públicos y 2 mil 354 privados. En México existen 230 en todo el país y sólo 125 están afiliados a la Federación Mexicana de Golf, motivo por el que ningún mexicano competirá en el US Open.