AFTEROFFICE
culturas

Cervantes despierta en escena…

La fiesta del espíritu se vuelca sobre su patrono con un programa en el que destacan producciones realizadas ex profeso. La obra de Miguel de Cervantes Saavedra está viva en todas sus facetas posibles, afirma en entrevista Jorge Volpi, director del Festival Internacional Cervantino (FIC).
Rosario Reyes
13 julio 2016 21:27 Última actualización 14 julio 2016 5:0
El programa que conmemora cuatro siglos de la muerte del Manco de Lepanto es el centro de la próxima edición del FIC. (Cortesía)

El programa que conmemora cuatro siglos de la muerte del Manco de Lepanto es el centro de la próxima edición del FIC. (Cortesía)

Del rap, el jazz o la ópera a las interpretaciones contemporáneas que se despliegan en la arena teatral, la obra de Miguel de Cervantes Saavedra está viva en todas sus facetas posibles, afirma en entrevista Jorge Volpi, director del Festival Internacional Cervantino (FIC). Está decidido a inyectar ese soplo revitalizante en el legado del novelista, para lo cual ha comisionado 10 obras que se estrenarán en la edición 44 de la Fiesta del espíritu, en conmemoración de su 400 aniversario luctuoso.

Las miradas sobre la obra cervantina son multipolares. “Por ejemplo, encargamos a Benjamín Cann una obra sobre Sancho Panza y a Claudio Valdés Kuri una sobre Don Quijote”, detalla. Mientras Cann ilustra las consecuencias de un mal gobierno en Barataria, Valdés Kuri presenta una reflexión filosófica en el montaje de Quijote, vencedor de sí mismo.

El episodio de las bodas de Camacho -que aparece en la segunda parte de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha- es motivo de dos óperas encargadas, una, a la compañía francesa Les nouveaux caractères, y la otra, a la Compañía Teatral del Norte. “Ésta presenta a un Don Quijote que, en lugar de llegar a la fiesta de los duques, llega a una de narcotraficantes”, comparte.

La idea de estas comisiones, agrega, es que los artistas presenten aproximaciones a la realidad actual.

La Compañía Nacional de Teatro estrenará Numancia, una adaptación de Ignacio García de El cerco de la Numancia, también de Cervantes, bajo la dirección de Juan Carrillo, y por primera vez se montarán sus ocho comedias y entremeses –más uno atribuido- , a cargo del Teatro de la Abadía y el Teatro Universitario de la Universidad de Guanajuato.

Entre las producciones musicales del festival está el estreno de Los trabajos de Persiles y Sigismunda, pieza del compositor peruano Jimmy López que interpretará la Orquesta Nacional de España; Don Quijote en las bodas de Camacho, de Saverio Mercadante, con la participación al piano de Javier Perianes, y Vencidos, del compositor italiano Fabio Viacchi, basada en el poema homónimo de León Felipe, a cargo de la Orquesta Filarmónica de Jalisco.

“Las propuestas alrededor de la obra de Cervantes son muestra de que los artistas necesitan reflexionar sobre lo que pasa en un tiempo tan convulso como el que vivimos ahora y, por otro lado, que Cervantes puede ser entendido y adaptado a una realidad tan radicalmente distinta como el México del siglo XXI y la España del siglo XVII. Sus obras no son piezas de museo y queremos que la gente las viva como algo novedoso, como si el Quijote se hubiera escrito este año”, refiere el también escritor.

POR ENCIMA DE LOS VAIVENES 
Con un presupuesto de 97 millones de pesos -igual al del año pasado- de la recién creada Secretaría de Cultura federal, el festival no se ve afectado por recortes presupuestales ni por las condiciones políticas del país, asegura su titular.

“El Cervantino cumple 44 años, ha ido ligado a la historia de México. Le han tocado no solamente las crisis recientes, sino otras muy antiguas y diversas; es inevitable que los vaivenes del país lo afecten, pero creo que ha habido una continuidad, se ha mantenido una programación de alto nivel con los recursos disponibles”, opina.

Bajo la premisa de que que el arte es un instrumento de transformación social e individual, desde que asumió la dirección del festival Volpi se ha enfocado en darle coherencia a la programación con ejes temáticos, este año, De la locura al idealismo.

“El lema de esta edición permite hablar justamente de cómo el arte puede transformar la realidad, así como lo hace en un sentido Don Quijote”, reflexiona el director.

“Creo que uno de los cambios drásticos del país, al menos desde el 2006, ha sido esta ola de violencia enorme. A Guanajuato le ha afectado mucho menos, sigue siendo una ciudad tranquila y eso es importante para un encuentro que recibe entre 400 y 500 mil visitantes. Pero al mismo tiempo, el festival más importante de Latinoamérica, en un país sometido a esta enorme dosis de problemas sociales, no podía detenerse en una especie de oasis”.

RÉQUIEM
El programa que conmemora cuatro siglos de la muerte del Manco de Lepanto es el centro de la próxima edición del FIC. Contempla, además de su muestra artística, la realización del XXVI Coloquio Internacional Cervantino, en el que participarán Fernando del Paso y Juan Ramón de la Fuente, así como el Tres variaciones sobre Don Quijote, ciclo con el Ballet Nacional de Holanda, la Compañía Nacional de Danza de España y el Ballet de Jalisco.