AFTEROFFICE
culturas

Centro de la Imagen presume cambio de look

El espacio dedicado a la fotografía más importante del país, el Centro de la Imagen, reabre hoy remodelado y con nuevos espacios, pero todavía hay obras pendientes, como la construcción de una nueva bóveda para el resguardo del acervo del centro.
Myrna I. Martínez
26 octubre 2015 21:51 Última actualización 27 octubre 2015 5:0
Fotomuro. Esta área al aire libre es la única que se mantuvo del proyecto original diseñado por Isaac Broid. (Braulio Tenorio)

Fotomuro. Esta área al aire libre es la única que se mantuvo del proyecto original diseñado por Isaac Broid. (Braulio Tenorio)

Después de tres años de permanecer cerrado para su remozamiento, el espacio dedicado a la fotografía más importante del país reabre hoy sus puertas, el Centro de la Imagen, con la inauguración del primer Festival Internacional Foto México. Pero todavía tiene obras pendientes, como la construcción de una nueva bóveda para el resguardo del acervo del centro.

Los trabajos de reacondicionamiento arquitectónico que dejó inconclusos en 2012 la administración de Consuelo Sáizar, ex titular de Conaculta, contemplaban originalmente un proyecto realizado por Isaac Broid, quien diseñó el recinto en 1994 dentro del inmueble de finales del siglo VIII, ubicado en la Plaza de la Ciudadela. De acuerdo con lo publicado en la revista Proceso en diciembre de 2012, fue el mismo arquitecto quien solicitó detener las obras, pues no se estaba respetando su propuesta.

Así, la obra quedó en el abandono durante seis meses, hasta que, hace dos años, el presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, le dio la dirección del Centro de la Imagen a Itala Schmelz, ex directora del Museo de Arte Carrillo Gil.

En entrevista, Schmelz comenta que al retomar los trabajos, se enfocó “en lo urgente” para que el centro pudiera abrir sus puertas, como el remozamiento de más de mil metros cuadrados de superficie y el cambio total de las luminarias y de la instalación eléctrica, que a decir de la funcionaria “era una desgracia”.

El presupuesto del proyecto original planteado por Broid era de alrededor de 60 millones de pesos, pero de acuerdo con Schmelz, hasta el momento sólo se le han destinado 17 millones.

“Estamos más bien replanteándonos cuáles son los aspectos sustantivos que nos van a permitir ponernos 100 por ciento en activo en nuestras actividades educativas, de exhibición, de nuestra producción editorial”, explica Schmelz.

BÓVEDA INSUFICIENTE
Cuando Consuelo Sáizar anunció en marzo de 2012 la remodelación del Centro de la Imagen, antes dirigido por Alejandro Castellanos, mencionó la creación de una nueva bóveda que triplicaría el espacio para la conservación del acervo, compuesto, a decir de Schmelz, por 30 mil fotografías, documentos y archivos, de los cuales 12 mil pertenecen al Consejo Mexicano de Fotografía. Se encuentra en obra, pero aún no está terminada.

“Tenemos una bóveda que es pequeña y es insuficiente. En el programa original se planteó hacer un espacio mucho más profesional de resguardo, avanzamos en eso, pero no lo hemos concluido; generamos el área y las condiciones adecuadas, pero nos falta la adquisición de los equipos de control de temperatura”, explica Schmelz.

“Esto no quiere decir que no está refrigerado, sí lo está, pero vamos a ampliar esa área y también vamos a tener una bodega de obra formal que nunca antes se tuvo, donde se va a poder resguardar el acervo y las obras de tránsito”.

Velar por el acervo del Centro, que es depositario de una parte de la la historia de la fotografía mexicana y latinoamericana, es una de las misiones más importantes para esta nueva administración, no sólo en cuanto al cuidado de las fotografías, sino en el ordenamiento legal del fondo que perteneció al Consejo Mexicano de Fotografía, para poder darle difusión, explica Schmelz.

“Si bien el fondo había quedado bajo resguardo del CI, nunca había sido oficialmente donado, estaba en una especie de tránsito legal difícil que no permitía ni promover, ni publicar, ni exhibirlo. Esa misión era importante, fue un proceso formal, legal de más de un año”.

En un recorrido realizado por EL FINANCIERO, que excluyó la visita a la obra de la nueva bóveda, se pudo constatar que el Centro de la Imagen reabre con un aprovechamiento distinto de los espacios, un diseño más limpio y con mamparas que propician el diálogo entre la obra y el visitante. La iluminación natural forma parte de la propuesta al haberse abierto tragaluces en el techo (construidos con vidrios con protección UV); hay nuevos espacios de lectura, un salón para usos múltiples y un amplio y confortable espacio al aire libre, diseñado por Broid, con un fotomuro para exponer propuestas más contemporáneas y áreas de descanso.

Itala Schmelz admite que hay pendientes que se irán abordando con el tiempo y con mayor presupuesto. Además de la nueva bóveda dotada con la tecnología necesaria para la conservación de los materiales fotográficos, a principios del próximo año -adelanta Schmelz- se abrirá, en el Patio de los Militares, un área compuesta por dos aulas dedicadas al estudio de la fotografía y una bodega de resguardo.


DOBLE INAUGURACIÓN: EL CI Y FOTO MÉXICO
El Centro de la Imagen (CI) se reinaugura con la primera edición del Festival Internacional Foto México, que se llevará a cabo en más de 300 espacios en el país. En el recinto de la Plaza de la Ciudadela se alojará la muestra Cámara de Maravillas. Curada por Jens Hoffmann, reúne más de 100 fotografías provenientes de las colecciones CIAC A.C. y Kadist Art Foundation, que incluyen obras de Manuel Álvarez Bravo, Diane Arbus, Alexandre da Cunha y Nan Goldin, entre otros artistas. En la Sala del Deseo, acondicionada acústica y visualmente para exponer imágenes en movimiento, se expondrá 1440, de Diego Berruecos.