AFTEROFFICE

Cementerio de risas y tragedia

10 febrero 2014 4:58 Última actualización 12 agosto 2013 14:26

 [Fotos: Armando Pereda] 


 
Armando Pereda
 
Montar una obra teatral que hable de una historia de amor, con mucha pasión y toques de violencia, miedos, avaricia, con una crítica social es complicado; hacerlo con la adaptación de la obra clásica del expresionismo alemán Woyzeck, de Georg Büchnner, por sus 100 años cumplidos desde su estreno en Alemania, es un reto; hacerlo sin palabras, usando la técnica clown, es toda una hazaña.
 
El fin de semana pasado se estrenó Cementerio de sueños, de la compañía teatral Prima Donnas, en el Teatro Carlos Lazo, en Ciudad Universitaria, dirigida y protagonizada por Luis López, quien da vida a Woyzeck, un personaje oprimido, "que tiene ganas de explorar y salir, pero la avaricia y los miedos del entorno lo llevan a los límites del amor y todo lo que siente, se invade por el entorno y lo llevan a los extremos al punto de llegar a una tragedia" dice a EL FINANCIERO Lissete Sánchez, quien interpreta a Marie, el amor del protagonista.
 
"Es muy seductor, tiene muchos matices, mucha tela de donde cortar, es un trabajo muy arduo, de mucha investigación e interiorización, de encontrarle a este personaje sus grados de locura, sensatez y encontrar ese equilibrio" contó López.
 
Esta puesta en escena fue ensayada desde noviembre pasado y un plus que tiene es que utilizan música en vivo para generar atmósferas que acentúan lo que sucede escénicamente, esto lo hace un soldado músico (Bernardo Espadas).
 

 
En diferentes momentos el público se vuelve parte de la historia, pues los personajes llegan a interactuar con los presentes "nos gusta integrarlos, yo no creo en eso de la cuarta pared, a mí no me gusta ignorar al público; mi tarea es integrarlos a la obra, que se sientan dentro de ese mundo, que se burlen ellos también de Woyzeck y que sean cómplices del sufrimiento de este hombre, porque justo a través de eso, es donde puedes enganchar al público, pueden reflexionar e identificarse" comentó el director.
 
En esta sexta obra de la compañía, Luis es un "poco de todólogo", pues además se encargó de la adaptación, escenografía y del vestuario.
 

"Es un trabajo muy reconfortante, ya que lo ves estrenado, es una sensación que no se puede expresar, es el grado máximo de satisfacción que puede tener cualquier creador".
 
Fue un desafío adaptar este texto dramático, al estilo clown (que no necesariamente hace reír ni, es para niños) para que "tuviera momentos graciosos, de risa, de humor de los payasos y sin palabras, que no perdiera su esencia el montaje, esos matices y emociones, las sutilezas que cuenta, ese fue el mayor proyecto", agregó Luis López. La obra se presenta los jueves y viernes a las 19:00 horas.
 
 
 
 

 
Información proporcionada por EL FINANCIERO Diario.
 
 
 También puedes leer:
  Lafourcade brilla en fiesta mexicana