AFTEROFFICE
culturas

Celebran a Fernando del Paso en Bellas Artes

En un encuentro donde amigos y compañeros de rutas literarias analizaron cuatro de sus obras fundamentales: "Noticias del imperio", "Palinuro de México", "José Trigo" y "Linda 67. Historia de un crimen", el escritor Fernando del Paso fue homenajeado la tarde de ayer en el Palacio de Bellas Artes por sus 80 años de vida.
Redacción
19 abril 2015 18:41 Última actualización 19 abril 2015 18:44
"No he hecho nada para ser longevo, ni mucho menos para llegar a cumplir 80 años", sostuvo con humor el escritor. (Cuartoscuro)

"No he hecho nada para ser longevo, ni mucho menos para llegar a cumplir 80 años", sostuvo con humor el escritor. (Cuartoscuro)

En un encuentro donde amigos y compañeros de rutas literarias analizaron cuatro de sus obras fundamentales: Noticias del imperio, Palinuro de México, José Trigo y Linda 67. Historia de un crimen, el escritor Fernando del Paso fue homenajeado la tarde de este domingo por la comunidad cultural en el Palacio de Bellas Artes por sus 80 años de vida. “Más que un escritor exitoso soy un ser humano con suerte”, afirmó.

"No he hecho nada para ser longevo, ni mucho menos para llegar a cumplir 80 años", sostuvo con humor el escritor en la Sala Manuel M. Ponce, donde ante la presencia de su esposa María Socorro Gordillo y sus hijos Paulina, Adriana y Alejandro, confesó que el mayor tesoro de su vida han sido su familia y sus amigos y que el mayor homenaje que ha recibido ha sido por parte de los jóvenes que se acercan a decirle cuánto les ha gustado alguno de sus libros.

"Mi suerte se extiende también al hecho de haber nacido en México y de hablar y escribir en lengua castellana. Tuve también la suerte de nacer en el seno de una familia aficionada a la lectura y de contar con grandes profesores de literatura y amigos como José de la Colina que me guiaron por los mundos mágicos de grandes autores como James Joyce, Marcel Proust, Franz Kafka y William Faulkner", expresó Fernando del Paso.

La mesa abrió con la participación de Alejandro Toledo, quien analizó la novela José Trigo, bajo una visión de remembranza personal. "Fue una novela que surgió de las imágenes cuando desde una calle de Nonoalco el autor vio a un hombre y a una mujer que acompañaban un féretro, y tiempo después con la profunda investigación que Del Paso realizó sobre la guerra cristera, para la cual construyó incluso una maqueta con soldaditos de plomo y creó estrategias de batallas para escribir escenas con mayor realismo. Es una obra que nos recuerda el universo rulfiano, haciendo que Pedro se vuelva José y el Páramo se transforme en Trigo".

El análisis de Palinuro de México corrió a cargo de Eduardo Antonio Parra, quien dijo que en las más de 600 páginas de esta obra invitan al lector a entrar en ella con sentido del humor, profundidad y con un formidable contexto histórico. "Ante todo es una novela que sorprende con sus imágenes, con su composición y que comienza con una advertencia un tanto irónica de Fernando del Paso, donde incluye a todos los lectores como personajes y al mismo tiempo los excluye, entrando después a una interminable borrachera lingüística que es también una fiesta y un carnaval. Palinuro de México es sin duda una novela que se burla de los límites para celebrar la libertad", consideró Parra.

Asimismo, Vicente Quirarte definió a la novela Noticias del Imperio como una de esas obras que pueden llevarse a una isla desierta como artículo de primera necesidad. "En este libro, Fernando del Paso nos muestra que el humor no está reñido con la historia y la carcajada irrumpe incluso en medio del delirio de Carlota, pero hay aún más, el autor sabe trazar bien los límites, describiendo el viaje a México y luego el famoso traslado de Maximiliano a Cuernavaca. Noticias del Imperio es una novela épica, pero también es una novela lírica que transgrede todos los niveles, transformando en lirismo los ingredientes de la epopeya".

Sobre Linda 67. Historia de un crimen, la novela policiaca de Fernando del Paso, el escritor Élmer Mendoza señaló que es un texto que recorre rutas indefinidas. "Es una obra que se desarrolla de forma milimétrica en dos líneas narrativas: el flashback y el presente, donde incluso hay personajes que respetan la presencia clásica del detective con sombrero de fieltro, el asesino, un hombre bien parecido y exitoso y una chica de familia adinerada".