AFTEROFFICE
CIENCIA

'Cazadores' de ondas gravitacionales ganan el Asturias

Rainer Weiss, Kip S. Thorne, Barry C. Barish y los integrantes de la Colaboración Centífica LIGO son los físicos que demostraron la existencia de una onda gravitacional causada por la colisión de dos agujeros negros a mil 300 millones de años luz de la Tierra.
Rainer Weiss y Kip S. Thorne

Rainer Weiss y Kip S. Thorne (AP)

MADRID.- Los físicos que permitieron demostrar la existencia de las ondas gravitacionales obtienen el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2017, anunció este miércoles la fundación que otorga el galardón.

Los premiados serán los físicos estadounidenses Rainer Weiss, Kip S. Thorne, Barry C. Barish y los integrantes de la Colaboración Centífica LIGO, las siglas en inglés del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales.

En septiembre de 2015, el observatorio, que costó mil 100 millones de dólares, logró detectar una onda gravitacional causada por la colisión de dos agujeros negros a mil 300 millones de años luz de la Tierra.

“Este logro responde a uno de los desafíos más importantes de la física en toda su historia”, destacó el jurado del galardón, que toma el nombre de uno de los títulos de la heredera al trono de España, la princesa Leonor.

Las ondas, creadas por colisiones violentas de objetos celestiales masivos, repercuten en el continuo espacio-tiempo que Albert Einstein pronosticó en 1916.

La comprobación de su existencia se equiparó al momento en el que Galileo utilizó un telescopio para observar los planetas. El descubrimiento abre una nueva era en la observación del espacio.

Weiss y Thorne fueron, junto al fallecido Ronald Drever, los impulsores de los detectores LIGO, y Barish abrió su uso a otros científicos en 1997. En la actualidad, la Colaboración Científica LIGO agrupa a más de mil investigadores de 18 países.

“Ahora, tenemos la perspectiva emocionante de ver el universo de una manera totalmente nueva,” señaló Barish en un comunicado en el que agradeció el premio en su nombre y el de sus colegas. “¿Quién sabe qué maravillas encontraremos?”

Otros premiados en esta categoría anteriormente fueron el diseñador biónico Hugh Herr (2016), el equipo detrás de la Organización Europea para la Investigación Nuclear o CERN (2013), y la primatóloga Jane Goodall (2003).

El galardón, dotado con 50 mil euros (55 mil dólares) es el séptimo en anunciarse de las ocho categorías que se entregan anualmente.

La próxima semana se fallará el Premio a la Concordia, y todos se entregarán en una gala presidida por los reyes de España en la ciudad de Oviedo a finales de octubre.

1
 

 

onda gravitacionales
: