AFTEROFFICE
buena vida

Casa Enrique, el único restaurante latino con estrella Michelin

En Casa Enrique, a través de la sazón de casa y siguiendo el "abc" de la cocina nacional de su chef Cosme Aguilar, le ha valido ser el único restaurante latino en la ciudad de Nueva York que presume y ostenta una estrella en la Guía Michelin, máxima autoridad culinaria del mundo.
Notimex
06 octubre 2014 23:13 Última actualización 07 octubre 2014 5:0
La idea del chef Cosme Aguilar era la de cocinar sobre la base mexicana y llevar su sabor tradicional a la 'Gran Manzana'. (Cortesía)

La idea del chef Cosme Aguilar era la de cocinar sobre la base mexicana y llevar su sabor tradicional a la 'Gran Manzana'. (Cortesía)

No existe ningún paladar que se resista a la comida mexicana. Sus aspectos culinarios han traspasado fronteras y la han llevado a ser catalogada como una de las mejores y grandes gastronomías del mundo.

Con su sabor y platillos variados, el sentido del gusto se deleita, y sus protagonistas alrededor del mundo han realizado con honor las recetas típicas de cada región, como es el caso del chef Cosme Aguilar, en Casa Enrique, a través de la sazón de casa y siguiendo el “abc” de la cocina nacional. Esta cualidad le ha valido ser el único restaurante latino en la ciudad de Nueva York que presume y ostenta una estrella en la Guía Michelin, máxima autoridad culinaria del mundo.

Desde 1998, Cosme Aguilar llevó a Estados Unidos la idea de crear con pocos ingredientes una comida que recordara al hogar. Todas sus recetas con las que deleita a los comensales son de su familia, específicamente de su mamá, quien tenía un restaurante en Cintalapa, Chiapas, antes de que él naciera.

Desde la cuna aprendió el talento culinario. Su idea era la de cocinar sobre la base mexicana y llevar su sabor tradicional a la Gran Manzana, sin fusionar elementos que le hicieran perder su esencia original, lo que consiguió, sin recibir ninguna instrucción académica como cocinero y con tan sólo dos años dentro de la cocina mexicana, después de dedicarse durante más de una década en al arte culinario francés.

Sobre Casa Enrique, ubicada en el barrio de Long Island City, en el condado de Queens, los editores de la Guía experta en gastronomía afirman que además de ser encantador, se puede probar el mejor mole de la ciudad, que es, precisamente, el platillo favorito de Cosme.

Así que si usted va de viaje a la Ciudad de los Rascacielos, acuda a este restaurante que está entre los poco más de 30 establecimientos de la ciudad que fueron reconocidos, y seguramente, su calidez y sabor azteca le borrará la nostalgia de estar lejos de casa.