AFTEROFFICE

Casa Buñuel reinicia actividades para difusión de cinematografía

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 30 julio 2013 14:23

[Cuartoscuro] 


Notimex
 
Luego de su cierre en mayo del 2012, autoridades de la Secretaría de Estado de Cultura de España y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) inauguraron anoche de manera oficial la Casa Buñuel, en la cerrada de Félix Cuevas, número 27, en esta ciudad.


Al coincidir con el 30 aniversario luctuoso del cineasta español Luis Buñuel (1900-1983), la casa en la que el artista residió en esta ciudad inició de nuevo su actividad, tras el cierre de más de un año con motivo de las obras de acondicionamiento y mejora realizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del gobierno de España.


Al tomar la palabra, el secretario de Estado de Cultura de España, José María Lassalle, dijo que la apertura de la casa representa el compromiso de su país con la figura del creador español.


Comentó que el lugar en el que vivió los últimos años de su vida, encarna la recapitulación vital y existencial "de alguien que es fundamental para comprender la cultura Iberoamericana".


Ante la presencia del cineasta Arturo Ripstein, la actriz Silvia Pinal, el escritor José de la Colina, el hijo del cineasta Gabriel Figueroa, María García, viuda del fotógrafo Héctor García, e invitados especiales, el funcionario consideró que la región no puede entenderse sin su ascendiente europeo, su profunda vinculación con España y sobre todo su presencia en México.


"Esta apertura significa el compromiso por revisitar la propia figura y hacerlo un espacio que simbólicamente tiene un componente especial por su singularidad y la trascendencia que pueden transmitir aquellos que quieran aproximarse en un momento a la vivencia de lo que representó la figura de Buñuel", señaló.


Respecto cómo se gestionará esta casa en colaboración con la UNAM, José María Lassalle refirió que en breve se firmará un convenio de colaboración que implicará una labor de cooperación entre el gobierno de España, a través del Ministerio de Cultura, y la UNAM.


Destacó que la máxima casa de estudios "ofrecerá la capacidad de desarrollar una labor de investigación de actividades, vinculadas a lo que es el proceso formativo cinematográfico que se desarrolla en las instalaciones de la UNAM".


De acuerdo con el funcionario español, la casa funcionará como un espacio multidisciplinario donde el cine se pondrá en relación con el resto de las artes.


Por su parte, la coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM, María Teresa Uriarte, dijo que para la UNAM representa un hecho significativo aceptar la invitación para ser cogestores de la Casa Buñuel en México.


Indicó que a 30 años de la muerte del creador, resulta un compromiso gratificante sumarse a la iniciativa de convertir el que fuera su hogar, en un centro cultural.


"El propósito de hacer de esta casa un sitio simbólico para apreciar la obra de uno de los cineastas más influyentes del siglo XX y realizar actividades complementarias cinematográficas para investigadores y nuevos talentos, representa uno de los refuerzos importantes al realizador de películas que marcaron una época", dijo.


Teresa Uriarte recordó a Buñuel como uno de los realizadores que más han contribuido al desarrollo del "séptimo arte" y agregó que su genio y aportaciones cinematografías son reconocidas mundialmente. Asimismo, dijo que el cine y la cultura de México se beneficiaron con su presencia.


Las actividades de la casa arrancaron con la proyección del documental "Luis Buñuel: un cinéaste de notre temps", de Robert Valery (1964), y la lectura de fragmentos de su obra autobiográfica, a cargo de amigos y admiradores.


Es de mencionar que tras la adquisición de la Casa Buñuel en el 2010 por el Ministerio de Cultura, ésta ha acogido obras en distintas fases. Una primera se desarrolló en el 2011, para la exposición "Viridiana 50", que tuvo lugar en diciembre de ese año hasta mayo del 2012.


La segunda fase se realizó en mayo del 2011 y julio del 2013, para acondicionar y mejorar la arquitectura y las instalaciones, así como para equipar la casa de mobiliario, suministros y servicios varios.


El objeto de esta operación que contó con un presupuesto de 385,000 euros, ha sido poder llevar a cabo una actividad cultural en este espacio de forma estable.


Entre los objetivos que desarrollará la casa a partir de hoy, figuran: ser lugar de residencia de creadores, investigadores y profesionales; un centro cultural, de investigación y capacitación profesional.


Un lugar de encuentro y difusión de las cinematografías iberoamericanas, así como de artes visuales y, por supuesto, espacio para la investigación y difusión de la obra del cineasta español.