AFTEROFFICE
deportes

Carlos Slim Helú y los jugadores, la clave

“Don Carlos es una persona que me pasa siempre mucha paz. Lo que hemos vivido, sin duda, es una gran alegría, felicidad, pero creo que es un trabajo de equipo en todos los aspectos", dijo el entrenador Gustavo Matosas, entrenador del bicampeón León.
Francisco Arredondo
20 mayo 2014 1:10 Última actualización 20 mayo 2014 5:0
El argentino no se complica la existencia para presumir que sus charlas previas a los partidos con el millonario mexicano, son su mejor herramienta. (AP)

El argentino no se complica la existencia para presumir que sus charlas previas a los partidos con el millonario mexicano, son su mejor herramienta. (AP)

Muchos técnicos se quiebran la cabeza al momento de explicar las claves o fórmulas para sus éxitos, pero el argentino Gustavo Cristian Matosas Paidón no se complica la existencia para presumir que sus charlas previas a los partidos con el millonario mexicano Carlos Slim Helú, son su mejor herramienta para realizar su “chamba” desde la banca del club León.

Matosas Paidón, quien volvió a tocar la gloria al conseguir el bicampeonato al superar a los Tuzos del Pachuca en la final del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX, cree que ese nuevo logro en su carrera se basa en la respuesta de sus jugadores, y al proyecto y al respaldo, no solo económico, de Slim Helú.

El empresario compró en agosto de 2012 el 30 por ciento de las acciones del Grupo Pachuca, lo que incluye a los equipos Pachuca y León, también a la Universidad del Futbol y Ciencias del Deporte.

“Don Carlos es una persona que me pasa siempre mucha paz. Cada vez que hablo con él, es como si hubiera hecho dos horas de yoga, porque siempre salgo con una calma...”, compartió el estratega del León. “Ha llegado con una visión parecida a la de Jesús (Martínez Murguía), de trabajar en valores, de manejarse de una misma manera, siempre con rectitud, con honestidad, y por qué no soñar con un proyecto, más que don Carlos es un hombre que le apuesta mucho a la educación y al conocimiento”.

Sin embargo, Matosas también sabe que en este nuevo éxito para los Panzas Verdes, sus jugadores tienen un papel central y fundamental, ya que cada uno de los futbolistas que está a su cargo, tiene la virtud de comprometerse dentro y fuera de la cancha.

“Hay que seguir chambeando porque este bicampeonato nos incentiva a seguir trabajando; no hay misterios, no hay campanadas al aire, hay que seguir chambeando, porque en la vida si te duermes te lleva la corriente”, aseguró el entrenador, quien ya viajó a Uruguay para encontrarse con su familia.

“Lo que hemos vivido, sin duda, es una gran alegría, felicidad, pero creo que es un trabajo de equipo en todos los aspectos, y responsabilidades en lo deportivo y administrativo”.

-¿Por dónde pasa ese éxito?
"Los jugadores están convencidos de lo que se busca y se proyecta para el equipo, y lo más importante es que cada quien hace su chamba y que la hacen obligatoriamente bien. La verdad, el futbol y el equipo nuestro se construye por los jugadores y el trabajo del día a día, llevarnos bien. Claro que hay problemas, pero siempre buscamos resolverlos, porque es la virtud en este equipo”.