AFTEROFFICE
deportes

Cargadores dejarán a San Diego en el olvido

Los Cargadores dejan atrás 56 años de historia en San Diego para volver a la ciudad que en 1959 los vio nacer, condenando a la bahía a vivir sólo de la nostalgia por las proezas de sus grandes figuras. 
Alfonso Mancilla
09 agosto 2017 23:26 Última actualización 10 agosto 2017 5:0
Cargadores

(Especial)

Las pases profundos de Dan Fouts. Las inverosímiles escapadas de
LaDainian Tomlinson a las diagonales. Las acrobáticas atrapadas de Antonio Gates. Las intimidantes tacleadas de Junior Seau. Los crepúsculos de futbol americano en el estadio Qualcomm, con la brisa de las playas como testigo.

El 12 de enero de 2017, Dean Spanos, propietario de los Cargadores dio por terminada la estadía de 56 años de la franquicia en San Diego y anunció su regreso a Los Ángeles, ciudad en la que nació el equipo en 1959.

La misma familia Spanos y grupos ciudadanos buscaron durante 15 años obtener fondos para costear la construcción de un estadio que sustituyera el Qualcomm, el cual fue la casa de los Cargadores desde que abrió sus puertas en 1967.

Un hogar de medio siglo de antigüedad lucía como una insensatez frente a la permanente renovación de las sedes de NFL, impulsora en años recientes de construcciones tan majestuosas como los estadios de los Vaqueros de Dallas, Gigantes y Jets de Nueva York, Vikingos de Minnesota y Halcones de Atlanta.

Fue así que cuando la liga impulsó fuertemente la opción de contar de nuevo con uno o más equipos en Los Ángeles, apoyó la iniciativa de Stan Kroenke, propietario de los Carneros, quien en 2015 anunció su intención de edificar un estadio en Inglewood, California.

El año pasado transcurrió con la lucha de la familia Spanos en pos de conseguir los fondos públicos para construir una nueva casa en San Diego; nunca pudo cristalizarse.

Así, a partir de la pretemporada que arrancó ayer, jugarán como locales en el estadio StubHub Center, ubicado en Carson, en lo que se finaliza Los Ángeles Stadium en Hollywood Park, el cual compartirán con los Carneros a partir de la temporada 2020.

1
 

 

Cargadores de San Diego


MUCHAS EMOCIONES, POCOS TÍTULOS
Los Cargadores nacieron como uno de los equipos integrantes de la American Football League (AFL), previo a la fusión con la NFL a finales de los años 60.

Su primer dueño fue Barron Hilton, hijo del enigmático empresario Conrad Hilton, fundador de la cadena de hoteles que lleva su apellido. En su primera época en Los Ángeles jugaron en el Coliseo, antes de mudarse a San Diego en 1961.

En esos primeros años tuvieron como hogar el estadio Balboa, en donde ganaron el título de la liga en 1963, tras vencer a los entonces llamados Patriotas de Boston por 51–10, ante la mirada de 30 mil 127 espectadores.

Ya como parte de la NFL, los Cargadores ganaron 10 títulos de la división Oeste de la Conferencia Americana, pero sólo lograron representarla en el Super Bowl en una ocasión.

El 29 de enero de 1995 protagonizaron el partido más importante de su historia, el Super Tazón XXIX, el cual perdieron 49-26 frente a los 49ers de San Francisco en el estadio Joe Robbie, de Miami.

Ese equipo contaba con una notable defensiva liderada por Junior Seau, Rodney Harrison y Leslie O’Neal, que poco pudieron hacer frente a la ofensiva de los 49ers, que tenía como motores a Steve Young, Jerry Rice y Ricky Watters.

A finales de los 70 y principios de los 80, los Cargadores ganaron popularidad gracias a su carismático quaterback Dan Fouts, apodado El Montañés, quien brillaba al lado del ala cerrada Kellen Winslow y los receptores Charlie Joiner y John Jefferson.

De 2004 a 2013 conquistaron seis títulos divisionales con Tomlinson como su gran referente ofensivo, Drew Brees y Philip Rivers como quarterbacks, y Marty Schottenheimer en el puesto de entrenador en jefe, pero sin alcanzar de nuevo el Super Bowl.

Ahora, los Cargadores se van a Los Ángeles con seis temporadas consecutivas sin entrar a la postemporada, con la esperanza de que el cambio de aires “recargue” sus aspiraciones de triunfos.