AFTEROFFICE
culturas

Carbonell escribe la autobiografía de un 'torero muerto'

Pablo Carbonell Sánchez-Gijón, autor de las canciones del grupo español Los Toreros Muertos, hace una breve pausa en su vida musical para estrenarse en las letras, un género que dice gustarle más que la propia música.
Notimex
01 mayo 2016 22:4 Última actualización 02 mayo 2016 5:0
El autor de las canciones de Los Toreros Muertos admite que sus compañeros le permitían hacer poca música. (Especial)

El autor de las canciones de Los Toreros Muertos admite que sus compañeros le permitían hacer poca música. (Especial)

Siempre al pie del humor y la comicidad, Pablo Carbonell Sánchez-Gijón (1962), autor de las canciones del grupo español Los Toreros Muertos, hace una breve pausa en su vida musical para estrenarse en las letras, un género que dice gustarle más que la propia música.

El giro se presenta con la publicación de su autobiografía, El mundo de la tarántula, bajo el sello Blackiebooks.

“Este libro es en realidad varios libros: por un lado es casi una confesión, no como la de San Agustín, pero casi, parecida; por otro lado, es una bitácora personal, una sesión de terapia y un manual para gente que quiera seguir mis pasos o desee saber cómo funciona el mundo de la farándula”, explica.

“Lo he escrito con un espíritu didáctico y ha servido para ordenar mi cabeza; entenderme, aceptarme y descubrir cosas que al ponerlas juntas en un papel, me han dado clave de cosas que antes no ví. Entonces es un libro que me ha hecho más sabio”.

Escribir no le es ajeno, aclara, ya que en Los Toreros Muertos siempre estuvo detrás de los textos de las canciones, pero sus compañeros lo dejaban hacer poca música.“De tal suerte que siempre me gustaba más escribir que tocar, pero si tuviera que definir alguna de mis actuaciones, pues dirigiría mi propia película”.

Con la franqueza y el sentido de humor que lo caracterizan, en sus páginas cuenta desde su niñez en Cádiz, hasta sus proyectos cinematográficos recientes, y a través de su “tortuosa” carrera vital, elabora un a narración histórica de las últimas décadas en España, al tiempo que arroja una mirada al significado de la creación artística.

“En el texto se explica por qué soy como soy, tengo que conectar con el niño que fui para saber cómo es el hombre que soy. Al haber conectado con ese niño y recordar que en alguna ocasión mis padres me obligaron a salir a cantar una canción en las fiestas de colegio, ahí me marcaron”.

El libro, añade, fue concebido en parte con un espíritu didáctico.
“Pretendía ser un manual, pero se convirtió en una novela, una crónica del tiempo, en una vida”.

Para escribirlo la única dificultad con la que se encontró fue sobrevivir a todas las barbaridades que ha realizado en su vida, advierte el autor de Mi agüita amarilla, éxito pop de los años 80.

“Es un texto que me tardé 53 años en hacer. Lo compaginé con programas de televisión, viajes, giras, conciertos, canciones, entre otras actividades, entonces es un libro que inventé en capítulos breves sobre diferentes momentos de mi vida, esta compilado hasta el 2008”, comenta. “Aparecen personas que fueron importantes para mí, hoy muertos, como mi hermana y amigos”.

Carbonell, quien se presentó con Los Toreros Muertos en la pasada edición festival Vive Latino, regresará al país a fin de año para presentar su autobiografía junto con un espectáculo teatral.
“Ya lo estoy cocinando para que esto sea teatro. Comenzaré en septiembre”, adelanta.

A propósito del título de su libro explica que es un juego de palabras, producto a la vez de una confusión. “Se debe a la madre de un compañero de teatro que sufría porque su hijo se había metido en el mundo de la tarántula, en vez de pronunciar farándula. Pero no corregí porque el mundo de la farándula tiene algo de red que te atrapa, te envenena y es difícil que escapes”, concluye.