AFTEROFFICE
reflector

Cannes rinde homenaje a Oscar de la Renta

El documental "Ovation for Oscar" (Ovación para Oscar) se exhibió en Festival Internacional de Cine de Cannes, rindiendo un homenaje al trabajo del diseñador dominicano.
"Cuando Oscar de la Renta murió hubo una efusión de amor", dijo Ryan Curtis, director del filme. (AP)

"Cuando Oscar de la Renta murió hubo una efusión de amor", dijo Ryan Curtis, director del filme. (AP)

CANNES, Francia.- El espíritu de Oscar de la Renta vive en el Festival Internacional de Cine de Cannes. El documental Ovation for Oscar (Ovación para Oscar) se exhibió en el evento de cine más prestigioso del mundo, rindiendo homenaje a su trabajo.

Aunque el afamado modisto dominicano falleció el año pasado a los 82 años, sus emblemáticos diseños continúan dominando la alfombra roja: desde el vestido negro de tul que Emma Stone lució para la sesión de fotos de The Irrational Man, hasta el traje de seda de Aishwarya Rai o el azul de Karlie Kloss en la fiesta de De Grisogono.


Con la participación de la editora de Vogue Anna Wintour y la viuda del diseñador, Annette de la Renta, el filme de 20 minutos dirigido por Ryan Curtis es una mirada entre bambalinas a la primera exhibición póstuma de De la Renta en la universidad de arte y diseño SCAD, con la que estuvo muy involucrado.

1
El espíritu de Oscar de la Renta en Cannes

Emma Stone lució para la sesión de fotos de The Irrational Man, un vestido del diseñador dominicano. También, Aishwarya Rai, vistió un traje de seda.

Cannes

"Cuando Oscar de la Renta murió hubo una efusión de amor", dijo Curtis, agregando que disfrutó la oportunidad de honrar al diseñador a través del prisma de la universidad. "Él tenía esta conexión con los jóvenes, fue mentor y los promovió en la industria de la moda y trajo a pasantes de la SCAD", añadió.

El filme muestra la creación de la exhibición a través de los ojos de un entusiasmado estudiante que observa con admiración los diseños, incluyendo el glamoroso vestido rojo con el que Hillary Clinton agració la portada de Vogue en 1998.

Cada traje, destaca el filme, captura la esencia única de cada mujer que De la Renta vistió. "Es uno de los últimos viejos maestros", dijo Curtis. "Amó a cada mujer individualmente, ese fue su genio".