AFTEROFFICE
CULTURAS

Campeones del ring de la improvisación

No siempre debe haber un guión en el teatro. Así lo ha demostrado Complot Escena, una compañía que este sábado presentará en el Foro Shakespeare sus innovadoras obras basadas en la improvisación. 
Domingo Aguilar
10 diciembre 2014 22:36 Última actualización 11 diciembre 2014 5:0
Improvisación teatral es la tarea de la compañía Complot Escena. (Cortesía)

Improvisación teatral es la tarea de la compañía Complot Escena. (Cortesía)

Ninguna presentación es igual a la anterior. Cuando no hay libreto, la improvisación se apodera de los escenarios y los actores hilan historias a partir de un tema sugerido por el público para desafiar a los intérpretes de lo espontáneo.

Este fin de semana, en el Foro Shakespeare (Sábado, 20:00 horas, Domingo: 18:00 horas), lucharán a dos de tres caídas sin límite de tiempo los semifinalistas y finalistas de La improlucha, la cual enfrentará a duplas de actores procedentes de diversos países que buscan el aplauso y votos del público, juez que decide al vencedor.

La particular técnica de actuación surgió en la década de los 70 gracias a un grupo de teatreros canadienses a quienes se les ocurrió vincular el teatro con el deporte. “Ahí nació el teatro deportivo, que tiene que ver con competencia. Inventaron lo que en ese momento se llamó match de improvisación, basado en el formato del hockey: dos equipos actorales que presentan piezas a partir de elementos que les da un árbitro”, dice Omar Medina, director artístico de Complot Escena, compañía encargada de montar la obra este fin de semana.

La improlucha lleva nueve años presentándose en la Ciudad de México. Empezó en 2006 en el Teatro La Capilla, que tiene capacidad para 110 personas. Su popularidad fue en aumento y tuvo que mudarse al Foro Shakespeare, donde caben 250 espectadores. El Polyforum Siqueiros también se ha disfrazado de ring y acomodó entre sus butacas, en varias ocasiones, a 500 asistentes.

Las personas sobre el escenario son al mismo tiempo actores, directores y dramaturgos del instante. “Hay una gran similitud con el deporte. El atleta tiene las habilidades y la técnica depurada y con ella resuelve el día del partido. Es exactamente igual lo que hacemos los involucrados en los espectáculos”, asegura José Luis Saldaña, director de La improlucha.

Serán improvisadores, pero no son improvisados, pues hay preparación de años que respalda su desempeño. “Uno de los halagos extraños que nos hace la gente es cuando nos dicen ‘eso no es espontáneo, no me la creo’. La única manera que tenemos para hacer que confíen en nosotros es que el tema (a escenificar) salga de ellos. Ellos marcan las pautas, juegan con nosotros”, cuenta Medina.

Aunque su naturaleza es súbita, la improvisación puede caer en ciertas fórmulas, advierte Saldaña. “Hay muchos retos, muchos juegos diferentes e intentamos no repetirlos. Llevamos un control de los juegos que propiciamos para evitar que se repitan en una temporada”.

Desde hace casi una década la creación estelar del colectivo Complot Escena ha tenido casi 12 puestas en escena al año, y ahora sus autores han decidido establecer una pausa por tiempo indefinido después de la final del domingo para poder iniciar con un proceso de renovación.