AFTEROFFICE
deportes

Cam Newton, debut crucial

El quarterback de Panteras de Carolina, Cam Newton, llega a San Francisco para un juego fundamental que determinará su carrera si emula los éxitos de Joe Montana o Tom Brady, o vive una desdicha similar a la de Dan Marino en la gran fiesta de la NFL.
Alfonso Mancilla
04 febrero 2016 21:30 Última actualización 05 febrero 2016 5:0
De cara al partido del domingo, Cam Newton está contemplado para ser la bujía del ataque de las Panteras. (AP)

De cara al partido del domingo, Cam Newton está contemplado para ser la bujía del ataque de las Panteras. (AP)

De tan parecidos los personajes, las circunstancias y las coincidencias da la impresión que el destino de Cam Newton y las Panteras de Carolina está marcado para el Super Bowl 50 del próximo domingo.

El mariscal de campo, quien tendrá su primera aparición en el juego por el título de la NFL, llega al frente del mejor ataque de la liga a lo largo de la temporada 2015. Son vistos en las apuestas como favoritos al título y lo harán jugando en el área de la bahía de San Francisco.

Dichos aspectos parecen una copia de lo que Dan Marino y los Delfines de Miami vivían hace 31 años, cuando se alistaban para disputar el Super Bowl XIX contra los 49ers de San Francisco el 20 de enero de 1985.

Marino, los Delfines y su coach Don Shula maravillaron a la NFL aquella temporada gracias a su demoledor ataque, de la misma forma que han hecho los actuales representantes de la Conferencia Nacional, teniendo como escenario el estado de California, igual que este año.

1


Cam Newton

El despertar de Marino, sin embargo, resultó crudo: San Francisco avasalló a Miami y su joven pasador para vencerlos 38-16. El mariscal de campo de los Delfines lució errático todo el juego y terminó con sólo un pase de anotación a cambio de dos intercepciones.

Marino apenas contaba con 23 años y era en ese momento el quarterback más joven en ser titular en un Super Bowl, lo que resultó en uno de los casos más famosos de un pasador que debuta en el Súper Domingo con un descalabro.

Ahora, Newton intentará revertir dicha tendencia cuando enfrente a la poderosa defensiva de los Broncos de Denver y tenga como contraparte al veterano Peyton Manning.

DERECHO DE PISO
Con la tercera edición del Super Bowl se dio la primera gran sorpresa de estas citas, luego de que Joe Namath y sus Jets de Nueva York vencieran a los Potros de Baltimore.

Namath representaba a la impetuosa Conferencia Americana y llegó con 25 años a su primer Super Bowl. No desmereció y fue el Jugador Más Valioso del partido.

Pasaron tres años e hizo su aparición Bob Griese, quien con 26 años llegó a su primer gran juego, el VI, al frente de los Delfines que cayeron ante los Vaqueros de Dallas.

Fue un debut doloroso para Griese, quien tuvo la fortuna de repetir los dos años siguientes y ganarlos frente a los Pieles Rojas de Washington y Vikingos de Minnesota, en los Super Bowls VII y VIII, respectivamente.

Terry Bradshaw no jugó su primer Super Bowl sino hasta los 26 años, cuando en la edición IX lideró el triunfo de Acereros de Pittsburgh sobre Vikingos.

El debut sólo sería el augurio de una trayectoria inmaculada en estas citas: Terry terminó con marca de 4-0 en el Super Bowl.

Joe Montana debutó a los 25 años (Super Bowl XVI contra Cincinnati); Troy Aikman a los 26 (Super Bowl XXVII contra Bills de Búfalo); Tom Brady a los 24 (Super Bowl XXXVI contra Carneros de San Luis) y Ben Roethlisberger a los 23 (Super Bowl XL contra Halcones Marinos de Seattle). Todos ganaron en dichas ocasiones y entre todos suman marca de 13-1 en el juego por el título de la liga.

EL PRESENTE
De cara al partido del domingo, Cam Newton está contemplado para ser la bujía del ataque de las Panteras.

De su desempeño dependerá buena parte del resultado del partido, entendiendo que presenta un complicado duelo para la defensiva de Denver, pues Newton tiene una comprobada capacidad pasadora y corredora.

Los Broncos podrían apostar por tratar de presionarlo de la misma forma en la que nulificaron a Tom Brady, con constantes cargas, pero es ahí donde las piernas de Cam podrían marcar diferencia.

Pese a estas ventajas, Newton debe estar consciente de que Broncos fue el equipo en la temporada en forzar balones perdidos e intercepciones, por lo que será básico que cuide el ovoide al correr y no comprometa los pases a los receptores.

En la medida que Newton aplique esta fórmula vivirá un día de gloria, o bien, si la ignora, una jornada de debut “a lo Dan Marino” en el Super Bowl.

DALE CLICK PARA AMPLIAR LA IMAGEN